El meldonium, el nuevo dopaje que llega del Este

Un atleta veterano da positivo en una prueba popular en el País Vasco. Su consumo incrementa la resistencia y mejora la recuperación

Runners poised at starting blocks on track
Tom MertonGetty Images

Un corredor de la categoría de veteranos ha dado positivo con meldonium en la última edición de la tradicional carrera Behobia San Sebastián, disputada el 11 de noviembre. El control fue realizado por la Agencia Vasca Antidopaje (AVA), tras concluir la prueba, y las muestras que se tomaron a siete de los 30.775 inscritos se analizaron en el IMIM (Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques) de Barcelona, uno de los laboratorios acreditados a la Agencia Mundial Antidopaje (WADA-AMA) para realizar controles en atletas.

La droga de deportistas de élite

El meldonium es en su origen un medicamento que protege las células cardíacas, pero sólo se comercializa en los países del este de Europa. En los últimos años se ha utilizado con fines dopantes. El primero en llamar la atención sobre el uso de esta sustancia fue el laboratorio antidopaje de Colonia, en 2015, ya que sus expertos la encontraban regularmente cuando se buscaban otras sustancias. Observaron que la presencia de una molécula era muy frecuente en las muestras de orina de deportistas de élite y, tras identificarla como meldonium, llegaron a la conclusión de que su consumo mejoraba la actividad del sistema nervioso, incrementaba la resistencia de los deportistas y facilitaba su recuperación tras la práctica de ejercicio físico. De las 8.320 muestras analizadas por el laboratorio del profesor Wilhelm Schänzer, unas 180 dieron positivo con esta sustancia. Más del 15% en deportistas rusos, ucranianos y bálticos podrían haberla usado hasta esa fecha. Un 67% en atletas de fuerza y un 25% en especialidades de resistencia.

En septiembre de 2015 la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) informó de que a partir del 1 de enero de este año estaba prohibido el consumo de meldonium –comercializado como Mildronate– a los deportistas profesionales. A pesar de ello, desde entonces se han detectado varios positivos, la mayoría en deportistas procedentes de países del Este, como la famosa tenista rusa María Sharapova, que ha reconocido que llevaba diez años consumiéndolo, el ciclista Eduard Vorganov, varias nadadoras rusas o los patinadores Ekaterina Bobrova y Dmitri Soloviev.

St. Petersburg Ladies Trophy -2019 Tennis Tournament
NurPhotoGetty Images

Éste es un producto conocido en la farmacología soviética. Inventado en 1975 por el profesor Ivars Kalvins en la actual Letonia, nunca fue autorizado más allá de lo que fueron las repúblicas soviéticas, donde este medicamento se sigue utilizando con el nombre de Mildronate para la prevención de infartos de miocardio y en el tratamiento de sus secuelas. También se prescribe en la Europa del Este para el tratamiento de la arritmia cardíaca, la arterioesclerosis y la diabetes. Disminuye el ritmo cardíaco y lleva más oxígeno al corazón. Aumenta la resistencia y tiene efectos en la recuperación, virtudes que recuerdan mucho a las de la EPO. Se ha comercializado ilegalmente en Occidente durante mucho tiempo, sobre todo por lo atractivo de su precio. Una caja se puede adquirir en internet por menos de 20 euros.

El expediente del corredor de Behovia ha sido notificado ya al deportista y a las autoridades deportivas competentes. La Behobia-San Sebastián no figura en el calendario de pruebas oficial de la Federación Española, por lo que aún se desconoce a qué sanción se enfrenta este atleta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias