Tiña en la cartera

Brote en un colegio madrileño

Los niños del colegio Tierno Galván de Alcobendas, Madrid, han aparecido estos días en sus casas con las notas de fin de curso y 16 de ellos con un intruso inesperado, la tiña. A la mayoría de la gente se le ponen los pelos de punta con sólo escuchar el nombre porque suena a enfermedad de hace un siglo. Sin embargo, es mucho más frecuente de lo que se cree, tanto en niños como en adultos. Sin ir más lejos, el pie de atleta es un tipo de tiña causada habitualmente por dos hongos, Epidermophyton y Trichophyton. Este último produce también la tiña del cuero cabelludo del brote de Alcobendas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Este tipo de tiña es muy contagiosa, sobre todo, entre los niños. Se transmite por contacto con las zonas afectadas o con elementos contaminados como peines, ropa sin lavar o superficies donde esté el hongo, como piscinas o duchas. En el caso de los hongos estén en un utensilio como un peine, Javier Pedraz, dermatólogo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, tiene una solución sencilla y eficaz para acabar con ellos: "lavando el peine con lejía caen fulminados".

Los efectos del Trichophyton suele manifestarse con una erupción roja o con placas de calvicie y para acabar con él, además de pastillas, los médicos recomiendan mantener la zona limpia y seca. Tan importante es lo uno como lo otro porque los hongos encuentran en las zonas húmedas el caldo de cultivo idóneo para propagarse. "Una característica de estos microorganismos es que son capaces de sobrevivir en medios más duros que los virus y las bacterias, por eso a veces reaparecen una y otra vez", explica Javier Pedraz. Pero no hay motivos para la alarma, las pastillas para tratar la infección son muy eficaces: "En cuatro o cinco días el hongo pierde la capacidad de contagio y el niño puede volver al colegio".

En los casos más graves, si la infección supura, es posible que se produzca también una reinfección por bacterias, que aprovechen esa vía para pasar a la sangre, lo que obliga a utilizar antibióticos que se aplican directamente sobre la piel. Pero esto no es lo más frecuente. En casos como los de Alcobendas, lo verdaderamente importante es acabar con el brote porque si no se hace este vuelve a aparecer. Es lo que ha ocurrido en el colegio Tierno Galván donde la tiña ya se metió en la maleta de los niños a comienzos de curso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud