Él perdona una infidelidad

Si ella ha estado con otra

Los hombres tienen dos veces más probabilidades de seguir saliendo con una novia que les ha engañado con otra mujer que con una que les ha engañado con otro hombre, según un estudio publicado en la revista Personality and Individual Differences.

Sin embargo, las mujeres muestran el patrón opuesto. Según el autor principal del estudio, la psicóloga de la Universidad de Texas Jaime C. Confer, es más probable que las mujeres sigan saliendo con un hombre que ha tenido una relación heterosexual que con uno que ha tenido una relación homosexual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para llegar a esta conclusión, el equipo de Confer pidió a 700 estudiantes universitarios que imaginaran que estaban en una relación comprometida romántica y sexual con alguien con quien estuvieran saliendo durante tres meses. Posteriormente, se les preguntó cómo responderían a la infidelidad cometida en los supuestos planteados.

En concreto, los voluntarios varones demostraron una probabilidad del 50 por ciento de continuar con una pareja que ha tenido una relación homosexual y una probabilidad del 22 por ciento de permanecer con una mujer después de una relación heterosexual. Por su parte, las mujeres encuestadas demostraron una probabilidad del 28 por ciento de continuar con un novio que tuviera una relación heterosexual y una probabilidad del 21 por ciento de quedarse con alguien que haya tenido una relación homosexual.

El estudio, según sus responsables, proporciona una nueva comprensión de las adaptaciones psicológicas que subyacen en el deseo de los hombres de tener una variedad de compañeras y en el deseo de las mujeres de tener un compañero comprometido. Estos comportamientos han jugado un papel clave en la evolución de los aspectos psicológicos de las relaciones sexuales humanas.

Según Confer, los celos se activan de manera intensa en los hombres y las mujeres por diferentes tipos de señales. En el caso de los hombres, por estímulos que amenazan su paternidad, y en el caso de las mujeres, por estímulos que amenazan su abandono.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud