Pregunta

En la película

Explicación científica

[image id=»24138″ data-caption=»» share=»true» expand=»true» size=»S»]¿Es posible introducir una idea en un sueño?Este es su argumento principal: introducirse en el sueño ajeno y, gracias a eso, instalar una idea que modifique el pensamiento consciente de la persona.Desafortunadamente, no se puede. Lo que sí resulta posible es influir de algún modo, ya que durante el sueño,el cerebro no permanece completamente desconectado del entorno. En un reciente estudio, Boris Stuck, del Hospital Universitario Mannheim (Alemania) expuso a dos grupos de 15 voluntarios a olores a rosa y huevos podridos durante el sueño. ¿El resultado? Aquellos cuyo olfato fue estimulado con rosas tuvieron sueños agradables. Todo lo contrario pasó en el otro grupo.

Pregunta

En la película

Explicación científica

[image id=»24139″ data-caption=»» share=»true» expand=»true» size=»S»]¡Despierta! ¿Cómo verías esto si estuvieras soñando?Los personajes de Origen vuelven a la realidad (o al nivel de sueño anterior) gracias a una “patada”, una caída brusca que los devuelve a la realidad.Durante las primeras fases del sueño, apenas nos empezamos a quedar dormidos, somos víctimas de “alucinaciones hipnagónicas”, apunta Tristan Beckinstein, neurocientífico de Cambridge. “Soñamos que caemos debido a que comienzan a apagarse ciertas zonas del cerebro que controlan nuestros músculos. Estas ‘caídas’ nos despiertan súbitamente.” En Origen recurren a este fenómeno neurológico para coordinar el despertar entre todos los “soñadores”.

Pregunta

En la película

Explicación científica

[image id=»24141″ data-caption=»» share=»true» expand=»true» size=»S»]¿Cómo entrenarse para saber que estás dormido?Si los protagonistas no supieran diferenciar entre sueño y vigilia, sería imposible que desarrollaran su tarea. Un “talismán” les sirve de ayuda a la hora de situarse.La respuesta es sí, podemos entrenarnos. En eso consisten los sueños lúcidos. Stephen Laberge, psicofisiólogo de la Universidad de Stanford y uno de los pioneros en este campo, asegura que la clave es estar atento a ciertas señales: encontrarse con gente muerta, el uso de dispositivos extraños, animales de colores imposibles o volar. Beckinstein, por su parte, sugiere “mirarse las manos: siempre aparecen deformadas. Buscar un espejo y mirarnos en él: nunca nos reconocemos físicamente en la imagen”.

Pregunta

En la película

Explicación científica

[image id=»24143″ data-caption=»» share=»true» expand=»true» size=»S»]Así se demostró que existen los sueños lúcidosArthur, interpretado por Joseph Gordon-Levitt, es quien se ocupa de que todo salga según lo planeado y quien se da cuenta de que en ingravidez sus amigos no sentirán la patada.Cuando Lynn Nagel y Stephen Laberge compartieron investigaciones en el Laboratorio de Sueño de la Universidad de Stanford, realizaron un experimento. La idea básica, según acordaron ambos científicos, era que Laberge realizaría movimientos voluntarios de los ojos mientras estuviera en la fase REM. Estos movimientos se detectan muy fácilmente y a simple vista. Laberge acordó mirar de izquierda a derecha dos veces durante el sueño. Tanto Nagel como el polígrafo detectaron estos movimientos.

Pregunta

En la película

Explicación científica

[image id=»24144″ data-caption=»» share=»true» expand=»true» size=»S»]El tiempo pasa más lentamente en los sueños.
¿O no?
Yusuf, también conocido como el Químico, es quien diseña las drogas para lograr varios niveles de sueño. Cuanto más profundo el nivel, más lento pasa el tiempo para sus “habitantes”.Durante un sueño, un minuto dormido pueden ser horas de aventuras oníricas? David Eagleman, neurocientífico especializado en percepción del tiempo, asegura que: “Se sabe muy poco sobre esto. En sueños lúcidos se puede estimar el tiempo mirando el movimiento ocular. El resultado que nosotros hemos obtenido es que el tiempo de sueño era parecido al tiempo de vigilia. Lo que sucede es que existe una gran riqueza de detalles que, cuando queremos recordarlos o relatarlos, parecen ocupar más tiempo.”

Pregunta

En la película

Explicación científica

[image id=»24145″ data-caption=»» share=»true» expand=»true» size=»S»]¿El limbo onírico existe?Una idea que implanta la película en algunos momentos es que Mallorie Cobb, esposa del protagonista, Dominic Cobb, vive en un limbo onírico donde no distingue realidad de ficción.El limbo onírico no existe. “Hay un obstáculo biológico para ello”, asegura Stephen Laberge. “Tenemos una cantidad limitada de sueño REM. Y más importante aún: nuestro comportamiento influye en nuestra experiencia en ambos mundos, en la vigilia y en los sueños. En cierto sentido, nos quedaríamos sin argumentos si viviéramos en un limbo onírico”. “Lo único comparable a eso son los sueños de los pacientes en coma”, señala Tristan Beckinstein, “pero aún no sabemos en qué consisten”.

Redacción QUO