Ain Sakhri Lovers, los amantes de piedra, la primera representación de dos personas haciendo el amor tiene 11.000 años.

La última glaciación había llegado a su fin. En un asentamiento de hace 11.000 años, no lejos de Belén, alguien tomó entre sus manos una piedra de calcita gastada de rodar río abajo, y le dio forma, transformándola en una de las esculturas más conmovedoras de la historia de la humanidad: Ain Sakhri Lovers, los amantes de piedra. Es la representación más antigua encontrada hasta el momento de una pareja haciendo el amor.

Es imposible determinar el sexo de cada una de las figuras. No se puede saber si muestra a un hombre y una mujer.

Muestra dos figuras sentadas frente a frente y con los brazos y las piernas envolviendo la una a la otra. Literalmente, sus cuerpos están fusionados en un acto de amor. Es imposible determinar el sexo de cada una de las figuras. No se puede saber si muestra a un hombre y una mujer o dos hombres, o dos mujeres. Probablemente eso no fuera importante. Lo indudable es que hacen el amor.

El artista Marc Quinn escribió sobre esta pieza para el programa La vuelta al mundo en 100 objetos de la BBC. Quinn subrayo más el sexo que el amor, como valor fundamental de Ain Skhri Lovers. Mostró que desde todas las direcciones se puede leer la imagen general como una especie de órgano reproductor masculino. Según Quinn, parece haber sido diseñada para parecer fálica.

Obra de los natufianos

Las personas que hicieron esa estatuilla se conocen como natufianos, y están entre las primeras comunidades de humanos que se asentaron y empezaron a domesticar ovejas y cabras.

Hace 11.000 años, los natufianos de Oriente Medio vivían de la caza de gacelas con sus perros. Las gacelas tienen territorios fijos, por lo que asentarse garantizaba la caza y la supervivencia. También era posible recolectar higos, bellotas, pistachos, abundantes estacionalmente, así como lentejas silvestres, garbanzos y granos de trigo.

Aunque probablemente fue solo un refugio temporal, incluso el juego de herramientas de la cueva de Ain Sakhri incluye pequeñas hojas de pedernal que encajan en los mangos de madera de los cuchillos para cosechar.

En aquella comunidad vivió la persona que dio forma a la escultura de los amantes de piedra. La memoria de su amor ha perdurado 11.000 años.