El Hubble captura la inquietante imagen de una rara estrella azul en lucha por la vida. El telescopio espacial más importante de nuestra era avisa así de que también sus días están contados.

31 años de Hubble. El telescopio en órbita es muy viejo. Su esperanza de vida ya ha sido superada en más de diez años respecto a las previsiones iniciales. Y, sin embargo, aún consigue imágenes reveladoras de los extraordinarios objetos que nacen y mueren ante su ojo de cíclope.

La imagen superior, que acaba de enviar Hubble, muestra la turbulenta lucha entre la vida y la muerte de una estrella famosa. AG Carinae, una de las estrellas más brillantes que se ven en nuestra galaxia, está librando un tira y afloja entre la gravedad y la radiación para evitar la autodestrucción. En su convulsa lucha por la vida, la cantidad de material expulsado al espacio es aproximadamente diez veces la masa de nuestro Sol.

El Hubble envejece en ‘modo seguro’

A principios de marzo, la NASA anunció que el telescopio espacial Hubble había entrado en modo seguro una vez más, «debido a un error del software de a bordo».

Los sistemas del telescopio no se vieron afectados, pero se suspendieron las operaciones científicas hasta que se pudiera solucionar el problema desde Tierra. La noticia puso en alerta a los científicos y a los millones de fans del Hubble (entre quienes nos incluimos los de QUO.es), atentos a las constantes vitales del telescopio más famosos del mundo. Unos días después, Hubble volvió al trabajo.

El modo seguro significa que el telescopio deja de apuntar hacia sus objetivos y de recopilar datos, y solo se asegura de que sus paneles solares continúen manteniéndolo encendido. La vez anterior que Hubble entró en modo seguro fue en 2018, cuando se detectó un problema en dos de sus giroscopios (que se utilizan para mantener la orientación en órbita). El telescopio volvió a estar activo en tres semanas sin ningún problema persistente.

¡Pero la noticia de marzo fue otro recordatorio de lo viejo que es el Hubble! Sus tres décadas de servicio han superado cualquier expectativa de vida útil, y el telescopio ya está en sus últimas etapas.

La última vez que los astronautas del transbordador espacial revisaron directamente el envejecido hardware del Hubble fue en 2009, y en esa ocasión estimaron que duraría hasta alrededor de 2016. Sin embargo, la longevidad del telescopio de la NASA ha superado todas las previsiones.

Las estimaciones más recientes alargan su vida para la investigación hasta 2026.

La foto de su 31 cumpleaños: una estrella azul que agoniza

Para celebrar el 31 aniversario de Hubble, los astrónomos que lo comandan apuntaron a una de las estrellas más brillantes que se ven en nuestra galaxia, rodeada por un halo resplandeciente de gas y polvo.

La razón del espectáculo de luz de la estrella es que «vive al límite».  AG Carinae está librando un tira y afloja entre la gravedad y la radiación para evitar la autodestrucción.

Foto del Hubble

AG Carinae tiene unos pocos millones de años y reside a 20.000 años luz de distancia dentro de nuestra galaxia, la Vía Láctea Créditos: NASA, ESA, STScI

 

La capa en expansión de gas y polvo que rodea a la estrella tiene unos cinco años luz de ancho, lo que equivale a la distancia desde aquí hasta la estrella más cercana más allá del Sol, Proxima Centauri.

La enorme estructura se creó a partir de una o más erupciones gigantes hace unos 10.000 años. Las capas exteriores de la estrella volaron al espacio. El material expulsado equivale aproximadamente a 10 veces la masa de nuestro Sol.

Estos estallidos son típicos de una rara raza de estrellas llamada variable azul luminosa. Son estrellas que viven rápido y mueren jóvenes. Están entre las estrellas más masivas y brillantes conocidas.

Viven solo unos pocos millones de años, en comparación con los  10 mil millones de años de vida de nuestro Sol.

Estos gigantes son estrellas muy diferentes de las  normales, por más abundantes, como nuestro Sol. De hecho, se estima que AG Carinae es hasta 70 veces más masiva que nuestro Sol y brilla con el brillo cegador de un millón de soles.

Con la espectacular imagen de AG Carinae, celebramos con Hubble su 31 cumpleaños.

Y cuando Hubble no pueda más: ¿Quién le sustituirá?

En estos momentos, no hay planes para una nueva misión. Si se produce algún fallo catastrófico que deje a Hubble completamente inactivo, resulta difícil imaginar que la NASA dé luz verde a una misión de reparación para un observatorio que tiene más de tres décadas.

Entonces: ¿Qué sustituirá a Hubble cuando le llegue el momento de retirarse?

Otros países planean misiones en órbita que podrían reanudar las investigaciones en el espectro visible y ultravioleta que actualmente realiza Hubble.

El telescopio espacial Astrosat de la India ya realiza observaciones ultravioleta desde el espacio, pero con una apertura mucho más pequeña que Hubble.

China planea lanzar en 2024 su telescopio espacial denominado Xuntian, y los medios del país afirman que observará un área del espacio 300 veces más grande que el Hubble.

El verdadero sucesor del Hubble podría ser el telescopio espacial Large Ultraviolet Optical Infrared Surveyor, o LUVOIR, propuesto por la NASA, que es un observatorio de propósito general capaz de observar en múltiples longitudes de onda (incluyendo infrarrojo, óptico y ultravioleta). Pero si logra conseguir la financiación, LUVOIR no se lanzaría hasta 2039 como muy pronto.

Es posible que Hubble permanezca activo hasta que pueda ser sustituido de verdad, pero la mayoría de los astrónomos se preparan para una gran falta de información cuando Hubble al final cierre los ojos.

Trivial del Hubble

  • Lanzado el 24 de abril de 1990, el telescopio espacial Hubble de la NASA ha realizado más de 1,5 millones de observaciones de unos 48.000 objetos celestes.
  • En sus 31 años de vida, el telescopio ha acumulado más de 181.000 órbitas alrededor de nuestro planeta, con un total de más de 4.500 millones de millas.
  • Las observaciones del Hubble han producido más de 169 terabytes de datos, que están disponibles para las generaciones actuales y futuras de investigadores.
  • El programa más grande en la historia del Hubble, la  Biblioteca del Legado Ultravioleta de Estrellas Jóvenes como Estándares Esenciales  , está estudiando la luz ultravioleta de las estrellas jóvenes y cómo afectan a su entorno.
  • Cuando se lance el telescopio espacial James Webb (JWST, por sus siglas en inglés) a finales de este año, los dos observatorios combinados podrían ayudar a los científicos a identificar un mundo similar a la Tierra que sea verdaderamente habitable para poder albergar vida.
  • El JWST se suele presentar como el sucesor de Hubble, pero eso no es del todo cierto. Hubble puede observar el universo en longitudes de onda en el espectro visible y ultravioleta, mientras que el foco del JWST está en el infrarrojo, que nos ayuda a estudiar los objetos de principios del universo y descubrir la química en otros mundos.

Te puede interesar: