El Año Nuevo Chino está a punto de llegar, y un año más, la fecha no coincide con respecto al año anterior. ¿Por qué varían las fechas en las que se celebrar esta festividad?

¿Se han dado cuenta de que el día del Año Nuevo Chino no coincide año tras año? Este año, el año chino finaliza el viernes 24 de enero por lo que el Año Nuevo Chino llegará el sábado 25. Por supuesto, todo esto tiene su explicación. El calendario chino depende de dos astros: el Sol y la Luna. Tenemos por tanto un calendario lunisolar donde los meses son lunares. La luna nueva marca el primer día y, por tanto, la luna llena marca la mitad del mes. Pero el Sol también tiene su relevancia, como veremos más abajo.

El calendario chino tiene doce meses lunares, por lo que existiría un desfase con respecto a nuestro calendario, el gregoriano. Si entre dos lunas nuevas transcurren 29,53 días solares, un año chino dura 354,36 días, frente a los 365,26 días del nuestro. Para corregir esta diferencia de 10,90 días, cada tres años se le añade al calendario chino un mes bisiesto.

¿Dónde queda el Sol en todo esto?

Como ya les he comentado, el Sol también tiene su papel en todo esto, ya que es el factor clave para determinar la fecha del Año Nuevo Chino. Para calcularlo se tienen en cuenta dos días:

1) El solsticio de invierno. Es el día en el que la salida de sol se produce más al sur. Tiene lugar un día entre el 20 y el 23 de diciembre y es cuando tenemos la noche más larga.
2) El equinoccio de primavera. Es el día donde el sol sale y se pone exactamente por los puntos cardinales este y oeste, respectivamente. Marca el inicio de la primavera. Tiene lugar un día entre el 19 y 21 de marzo y la duración del día y de la noche es la misma.

solsticios y equinoccios

Trayectoria del Sol en día de solsticio de invierno (morado), solsticio de verano (rojo) y equinoccios de primavera y otoño (verde) || Fuente: sunmooncalendar.com.

Para calcular el Año Nuevo Chino debemos irnos al día medio entre estos dos días, que tiene lugar entre el 3 y el 5 de febrero. Estos días a medio camino entre estaciones se conocen como «días cruzados». En algunas culturas estos días marcaban los límites de unas estaciones «secundarias», un total de ocho, que se superponían a las principales. Como curiosidad, en otro de estos días cruzados se celebra Halloween.

La elección de la Luna en el Año Nuevo Chino

Y ahora, volvamos a la Luna. El Año Nuevo Chino siempre comienza con una Luna nueva. ¿Cuál de todas? Se tiene en cuenta la Luna nueva que quede más próxima a este día cruzado. Por lo tanto, puede situarse antes del 3-5 de febrero, después o en ese intervalo. Por ese motivo en 2020 el año chino termina cuando la Luna deja de menguar y entra en fase de nueva. Esto ocurrirá, como les dije al principio, este viernes 24 de enero a las 22:44, siendo el Año Nuevo Chino al día siguiente. En cualquier caso, el rango para celebrar esta fecha oscila en este caso entre el 20 de enero y el 19 de febrero.

año nuevo chino

Festival de los Faroles en el último día de celebraciones del Año Nuevo Chino || Fuente: chinesenewyear.net.

Los días cruzados marcan cambios meteorológicos. Concretamente, el situado entre el 3 y el 5 de febrero marca cuando el frío comienza a remitir y poco a poco da paso al buen tiempo. Paradójicamente, en el calendario tradicional chino a ese momento se le conoce como «Comienzo de la Primavera» y las celebraciones se prolongan durante dos semanas.

Los festejos finalizan con el Festival de Los Faroles, la noche de la primera luna llena del nuevo año chino que este año será el 8 de febrero.

El uso del calendario chino

Con su sistema de calendario, el sábado 25 comienza su año 4718. Es cierto que el calendario tradicional chino tan solo se sigue usando en zonas rurales. Aunque por superstición se usa en toda China para elegir una fecha donde celebrar un acontecimiento importante.

Antonio Pérez Verde es autor de Astrométrico