Ayer, Karen Keskulla Uhlenbeck, matemática de Princeton y la Universidad de Texas, obtuvo el Premio Abel, otorgado por la Academia Noruega de las Ciencias y las Letras, por “sus avances pioneros en ecuaciones en derivadas parciales geométricas, teorías gauge y sistemas integrales, y por el impacto fundamental de su trabajo en análisis, geometría y física matemática”.

Todos los expertos coinciden en que se trata de un merecido galardón, pero otro titular ha acaparado la prensa: se trata de la primera mujer en conseguirlo en las 20 ediciones del premio.

“Tengo la impresión de que Uhlenbeck tuvo que sortear tremendas dificultades por su género en los comienzos de su carrera – explica Alberto Enciso, investigador del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) en un comunicado – . Afortunadamente, a día de hoy es una matemática enormemente respetada por sus contribuciones. Es un premio muy merecido”.

En ciencias, menos de un 30% de la investigación es realizada por mujeres y en matemáticas, las cifras son similares.

Aquí un breve homenaje a otras mujeres que, como Uhlenbeck se enfrentaron a las incógnitas de las matemáticas, pero también a los prejuicios de sus tiempos…y los nuestros.

Profile of Greek Mathematician Hypatia

BettmannGetty Images

1) Hipatia

Fue la primera mujer que enseñó matemáticas, (al menos que sepamos) ya en el siglo III. Su padre, Teón de Alejandría, fue un famoso matemático que escribió comentarios sobre los Elementos de Euclides y las obras de Ptolomeo. Teón le enseñó matemáticas y astronomía a su hija, luego la envió a Atenas para estudiar a Platón y Aristóteles. Padre e hija colaboraron en varios comentarios, pero Hipatia también escribió los suyos propios y dio conferencias sobre matemáticas, astronomía y filosofía. Lamentablemente, murió a manos de una turba de fanáticos cristianos.

Marianne Loir (1712-1781), French School

Christophel Fine ArtGetty Images

2) Emilie Du Chatelet (1706–1749)

Nació en París, en un hogar frecuentemente visitado por científicos y matemáticos. Aunque su madre pensaba que su interés en las matemáticas no era femenino, su padre lo apoyaba. Desde 1745 hasta su muerte, Chatelet trabajó en una traducción de Principia de Isaac Newton. Agregó sus propios comentarios, incluida una valiosa aclaración de los principios en el trabajo original.

Sophie Germain (1776-1831), French Mathematician.

BoyerGetty Images

3) Sophie Germain (1776–1831)

Tenía apenas 13 años cuando desarrolló un interés por las matemáticas, probablemente por culpa de la Revolución Francesa: las calles eran muy violentas y recluida en su casa se dedicó a explorar la biblioteca de su padre. Así aprendió por sus propios medios latín, griego y matemáticas. Sophie también sufrió los intentos de la familia por desalentar sus inclinaciones académicas.

Como en aquellos tiempos las oportunidades educativas para las mujeres eran limitadas, Germain estudió en secreto en la Ecole Polytechnique, usando el nombre de un estudiante matriculado previamente, algo que funcionó hasta que los maestros notaron la notable mejoría en las habilidades matemáticas del “estudiante”.

Es conocida por su trabajo sobre el último teorema de Fermat, considerado en ese momento como uno de los rompecabezas matemáticos más desafiantes: Germain propuso una nueva forma de enfrentarse al problema. Se convirtió en la primera mujer en ganar un premio de la Academia de Ciencias de París, por escribir sobre la teoría de la elasticidad. Hoy ese premio es conocido como el Premio Sophie Germain.

Mary Somerville (born Fairfax -1780-1872) Scottish scientific writer, born in Jedburgh. After she was widowed in 1807she had the opportunity to study mathematics and astronomy and her second husband whom she married in 1812 encouraged her intellectual p...

UniversalImagesGroupGetty Images

4) Mary Somerville (1780–1872)

Otra mujer que se enseñó a sí misma. No solo matemáticas, sino griego y latín para leer las obras de Euclides. Lo trágico es que su familia no la apoyó porque pensaban que el conocimiento era dañino para el cerebro de una mujer… Por su trabajo en la traducción de Celestial Mechanics y la adición de comentarios, fue nombrada miembro honorario de la Royal Astronomical Society.

Cuando John Stuart Mill solicitó al gobierno británico que las mujeres pudieran votar, presentó su petición con la firma de Somerville primero.

Ada King, Countess of Lovelace, 1840.

Science & Society Picture LibraryGetty Images

5) Ada Lovelace (1815–1852)

Hija del poeta Lord Byron y Anne Milbanke. Su madre no quería que ella fuera una poeta como su padre y alentaba su interés por las matemáticas y la música. Cuando era adolescente, Ada comenzó a mantener correspondencia con Charles Babbage, profesor de Cambridge. En ese momento, Babbage estaba trabajando en sus ideas para una máquina de cálculo llamada el motor analítico, que ahora se considera un precursor de los ordenadores. Babbage se centró exclusivamente en los aspectos de cálculo, pero Lovelace proporcionó notas que ayudaron a imaginar otras posibilidades, incluida la idea de música generada por ordenador.

Lovelace también tradujo un artículo sobre el motor analítico del matemático francés Louis Menebrea. Sus notas incluyen un algoritmo que muestra cómo calcular una secuencia de números. De hecho, fue el primer algoritmo creado expresamente para que lo realice una máquina.

image

Public Domain

6) Emmy Noether (1882–1935)

Fue hija del matemático Max Noether. Pese a sus conocimientos no era suficiente para acceder a una plaza como profesora de matemáticas…Hasta que obtuvo su doctorado. En 1918, demostró dos teoremas, uno de los cuales ahora se conoce como «Teorema de Noether». Después de ello investigó la teoría de los anillos y la teoría de los números, que luego serían útiles para los físicos. Finalmente, en 1922, se convirtió en profesora asociada y recibió un pequeño salario (no comparable al de los hombres, por supuesto) del Instituto de Matemáticas de Erlangen.

Después de su muerte, Albert Einstein describió a Noether en una carta con estas palabras: «Entre los matemáticos vivos más competentes, Fraulein Noether fue el genio matemático creativo más significativo producido hasta ahora desde que comenzó la educación superior para las mujeres”.

image

Public Domain

7) Mary Cartwright (1900–1998)

Otra pionera: fue la primera mujer en recibir la Medalla Sylvester para la investigación matemática y la primera en ocupar el cargo de presidenta de la London Mathematical Society.

En 1919, fue una de las cinco mujeres que estudiaban matemáticas en la Universidad de Oxford. Más tarde dio conferencias en la Universidad de Cambridge, obtuvo un doctorado en filosofía y publicó su tesis en el Quarterly Journal of Mathematics. Después de obtener una beca de investigación, continuó publicando más de 100 artículos. Uno de sus teoremas, conocido como Teorema de Cartwright, todavía se aplica con frecuencia en el procesamiento de señales.

image

Public Domain

8) Julia Robinson (1919–1985)

Fue interrumpida más de una vez por la enfermedad. Se doctoró n matemáticas. En 1975, Robinson fue la primera mujer matemática elegida para la Academia Nacional de Ciencias. También se convirtió en la primera mujer presidenta de la American Mathematical Society.

Katherine Johnson

Smith Collection/GadoGetty Images

9) Katherine Johnson (nacida en 1918)

Siempre quiso estudiar matemáticas, pero White Sulphur Springs, el pueblo donde vivía no tenía educación superior para estudiantes negros. Su padre mudó a toda la familia a casi 200 kilómetros para que pudiera asistir a un instituto que sí le permitiera avanzar. Johnson se graduó a los 14 años. Comenzó a trabajar en la Naca (predecesor de la Nasa) donde fue una más de las mujeres conocidas como “ordenadores con falda”.

image

Maryam Mirzakhani

10) Maryam Mirzakhani (1977-2017)

También pionera, como mujer y matemáticas. Fue la primera galardonada con la prestigiosa Medalla Fields, otorgada por su trabajo sobre geometría hiperbólica, una geometría no euclidiana utilizada para explorar conceptos de espacio y tiempo. Mirzakhani enseñó matemáticas en la Universidad de Stanford.

Juan Scaliter