Ya ha habido una primera empresa compradora, una clínica especializada en rehabilitación de Guadalajara. Es la primera, se espera que a partir de hoy los exoesqueletos pediátricos lleguen a todos los niños y niñas que lo necesiten. La Agencia del Medicamento acaba de aprobar su comercialización

El exoesqueleto Atlas 2030 ha recibido el marcado CE de la Agencia del Medicamento y el Producto Sanitario, lo que permitirá su distribución comercial internacional en hospitales y clínicas de rehabilitación.

«Hoy hemos hecho historia», decía Emocionada Elena García Armada, la investigadora que ha logrado, tras un difícil periplo de más de 8 años, que el exoesqueleto Atlas, el único en el mundo adaptado a niños sin movilidad, esté en el mercado. «Que ningún niño del mundo se quede sin poder andar», ha vuelto a decir a la prensa Elena García Armada. Esa frase ha sido la que ha tenido en mente desde el comienzo de su trabajo con los exoesqueletos pediátricos.

En este vídeo es posible ver a Víctor, un niño de 6 años, mostrando cómo lo utiliza en su rehabilitación:

En un acto presidido por el Ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, y la Presidenta del CSIC, Rosa Menéndez, la empresa de base tecnológica Marsi-Bionics ha dado a conocer la decisión de la Agencia del Medicamento y el Producto Sanitario de conceder al exoesqueleto pediátrico Atlas 2030 el marcado CE. Este distintivo supone su homologación comercial lo que permitirá su distribución tanto en España como en el resto de países del espacio económico europeo y aquellos que acepten los estándares de calidad de la UE.

Un día histórico

La Dra. Elena García Armada ha destacado la importancia de este día histórico tanto para Marsi-Bionics como para las familias con niños con patologías neuromusculares: “no sólo estamos hablando del hito de ser pioneros en la aplicación de la tecnología robótica a los niños sino que, nuestro éxito, lo es fundamentalmente porque vamos a poder ser útiles y ayudar a tener una vida mejor para 17 millones de niños en el mundo. Este es el verdadero éxito de lo que hoy estamos celebrando. Que hemos sido capaces de hacer efectiva una solución tecnológica que no existía, que nadie había pensado pero que hoy es un rayo de esperanza para miles de familias de todo el mundo.”

El Ministro Pedro Duque con, Víctor, de 6 años, en la prueba el primer exoesqueleto pediátrico del mundo

El Ministro Pedro Duque con, Víctor, de 6 años, en la prueba del primer exoesqueleto pediátrico del mundo que ya puede comercializarse.

 

Se trata del primer exoesqueleto pediátrico del mundo. Un desarrollo íntegramente español liderado por Elena García Armada, Doctora en Ingeniería Industrial e investigadora científica en el Centro de Automática y Robótica (CAR) CSIC-UPM. Es reconocida como una de 30 mujeres más destacadas en el campo de la robótica mundial. Actualmente forma parte del jurado del Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica.

El éxito clínico del exoesqueleto pediátrico radica en su innovación tecnológica ya que sus 10 articulaciones tienen la capacidad de interpretar la intención de movimiento del paciente de forma no invasiva y responder a esta intención en cada paso. También puede trabajarse de forma pasiva, generando un patrón de marcha específico para cada paciente. Esto permite realizar una terapia muscular integral de una forma lúdica con el niño y la familia mucho más motivadora y efectiva.

Durante los 8 años de desarrollo del exoesqueleto y ensayos clínicos en hospitales de referencia, se ha demostrado que su uso intensivo logra retrasar todas las complicaciones musculoesqueléticas asociadas a la Atrofia Muscular Espinal y la parálisis cerebral. En el caso de la Atrofia Muscular Espinal, estamos hablando de una enfermedad considerada rara o de baja incidencia. En España, la estimación más habitual está en una horquilla de entre 300 y 400 familias cuentan con algún miembro afectado. La parálisis cerebral, por el contrario, es una de las causas más habituales de discapacidad motórica y la más frecuente en niños. Se estima que entre un 2 y un 2,5 por cada mil nacidos en España tiene parálisis cerebral, es decir, una de cada 500 personas. Este proyecto cuenta, además, con el apoyo de la Fundación ONCE a través del programa “espacIA” para apoyar proyectos empresariales que den respuesta a las necesidades de las personas con discapacidad.

La homologación por parte de la Agencia del Medicamento y el Producto Sanitario supone pasar de los laboratorios y ensayos clínicos a los hospitales y clínicas de rehabilitación. Se va a poder atender a niñas y niños con enfermedades neuromusculares no sólo en España sino también a nivel internacional.

Además, el marcado CE supone también confirmar un éxito del proceso de transferencia del conocimiento. Este proyecto nace como una investigación en Centro de Automática y Robótica del CSIC y Marsi-Bionics ha sido el vehículo para su desarrollo, comprobar su utilidad clínica y ponerlo en el mercado. Se cierra con ello un círculo virtuoso donde la investigación pública acaba logrando un hito tan importante como poner en el mercado el primer exoesqueleto infantil del mundo.

 

Sobre Marsi-Bionics

Marsi-bionics nace en 2013 como spin-off del Centro de Automática y Robótica (CAR), centro mixto entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), transfiriendo más de 20 años de know-how en la locomoción de robots.

Basados en la tecnología patentada “ARES”, los exoesqueletos de Marsi-Bionics imitan el funcionamiento del músculo natural, aportando seguridad y control ante la sintomatología articular compleja de las enfermedades neurológicas, al mismo tiempo que ofrecen un patrón de marcha estable sobre cualquier superficie. Con ello se logra que los pacientes tengan una mayor calidad de vida o recuperaciones en tiempos antes impensables.

Te puede interesar: