¿Qué son las olas internas oceánicas? ¿Son un fenómeno misterioso? ¿Tuvieron algo que ver con el hundimiento del submarino indonesio KRI Nanggala 402?

Hay olas submarinas, conocidas como olas internas oceánicas, que pueden alcanzar la altura de un rascacielos, y se producen en todos los océanos del mundo. Una vez al día, una ola tan alta como el Empire State y de 150 kilómetros de ancho, se forma entre Taiwán y las Filipinas y atraviesa el mar de Sur de China, pero apenas se nota en superficie.

Tras el hundimiento del submarino KRI Nanggala 402, funcionarios de la marina indonesia sugirieron que una enorme ola interna oceánica pudo haber sido la responsable de arrastrarlo al fondo.

El KRI Nanggala 402

El KRI Nanggala  402 (en la imagen superior) era un submarino de la Armada de Indonesia. Desapareció el 21 de abril de 2021, horas después de perder el contacto con el personal de superficie mientras estaba bajo el agua. Se encontraba en medio de un simulacro de torpedos en aguas al norte de Bali y había disparado un torpedo SUT real antes de desaparecer.  ​

Tres días después, el 24 de abril, se encontraron restos del submarino en la superficie, y la marina declaró hundido al Nanggala.

El 25 de abril de 2021 el gobierno de Indonesia declaró el hallazgo del submarino partido en tres partes e hizo oficial el fallecimiento de los 53 tripulantes a bordo.

El hundimiento del KRI Nanggala 402 supuso la mayor pérdida de vidas a bordo de un submarino desde que el submarino ruso Kursk naufragara en agosto de 2000 y provocara la muerte de sus 118 tripulantes

Los 53 miembros de la tripulación a bordo del KRI Nanggala 402 murieron después de que el submarino desapareciera en Bali.  Se encontraron restos del submarino roto en al menos tres pedazos en el fondo del océano a una profundidad de 838 metros.

La ola interna del océano apareció como responsable

Funcionarios de la marina indonesia dijeron que las imágenes tomadas por el satélite meteorológico japonés Himawari 8 parecían mostrar una ola interna en el área en el momento en que el submarino desapareció.

Tanto la NASA como la ESA confirman que el estrecho de Lombok, un pasaje relativamente estrecho entre Bali y Lombok, es famoso por generar intensas ondas internas, como muestra esta imagen de satélite de la NASA.

Foto satélite de ondas internas del océano en Indonesia

La imagen superior fue tomada por un satélite de la NASA en 2016 y muestra olas oceánicas internas no lineales en el estrecho de Lombok.

La combinación de una topografía accidentada, con fuertes corrientes de marea y agua estratificada debida a distintas densidades da al estrecho de Lombok la ganada  reputación de producir olas internas muy intensas.

En ningún momento ha habido una evidencia sólida de que estas olas puedan provocar incidentes como el hundimiento del submarino.

Las olas internas pueden tener cientos de metros de altura bajo el agua. Son grandes, pero se mueven lentamente. Son comunes en los océanos de todo el mundo, aunque algunas de las más grandes se producen en el Mar de China Meridional y alrededor de Indonesia. Sin  embargo, en ningún momento ha habido una evidencia sólida de que estas olas puedan provocar incidentes como el hundimiento del submarino.

A menos que algo saliera mal, los submarinos pueden hacer frente a la velocidad a la que se mueven las olas internas y la flotabilidad del submarino se puede ajustar sin dificultad para adaptarse al pico de ola.

Qué forma las olas submarinas

Tal y como explican en la página web de la ESA, las ondas internas son ondas en el interior del océano. Se producen cuando en el mar hay capas de agua de diferente densidad.

La diferencia de densidad la suele causar una variación de la temperatura del agua, pero también puede deberse a una diferencia en la salinidad.

La interfaz entre capas de diferentes densidades se llama picnolina. Cuando la diferencia de densidad se debe a la temperatura se llama termoclina, y cuando se debe a la salinidad se le llama haloclina.

Las ondas internas en el océano suelen tener longitudes de onda de cientos de metros a decenas de kilómetros y períodos de decenas de minutos a varias horas. Su amplitud (distancia de pico a valle) a menudo supera los 50 m.

Las olas internas no dan lugar a una elevación de la superficie del mar como lo hacen las olas de superficie que estamos acostumbrados a ver, pero sí dan lugar a una corriente superficial variable (horizontal).

Esta interacción es la razón por la que las ondas oceánicas internas se vuelven visibles en imágenes de radar de la superficie del mar y, en algunos casos, también en imágenes adquiridas en la banda de longitud de onda visible ultravioleta.

Las ondas internas generadas por las mareas suelen ser muy no lineales y ocurren a menudo en paquetes de ondas. Se describen a menudo en términos de solitones internos. Y un paquete de ondas consta de varios solitones.

Se han observado olas solitarias internas oceánicas en muchas partes del océano del mundo. M. Miyata, de la Universidad de Hawái, ha compilado una lista muy completa de publicaciones sobre la observación de grandes olas internas.

Según información de la ESA, son numerosos los ejemplos de olas oceánicas internas detectadas por sus satélites. Aquí pueden verse imágenes de olas internas en distintos océanos y mares del mundo, incluso en el Estrecho de Gibraltar:

Las olas submarinas regulan el clima de los océanos

Las olas internas se forma por debajo de la superficie de los océanos, y hasta hace poco los científicos no estaban muy seguros de lo importantes que eran, porque nunca habían sido totalmente rastreadas. Sin embargo, un estudio de la Universidad Estatal de Oregón, publicado en Nature Research Letters, encontró que tienen un papel fundamental en  el clima global de los océnanos.

«En última instancia, son lo que mezcla el calor y el frío en todo el océano», explica Jonathan Nash, un oceanógrafo de la Universidad Estatal de Oregón y coautor del estudio. «Sin ellas, el océano sería un lugar muy diferente. Sería mucho más estratificado: las aguas superficiales serían mucho más cálidas y las profundas mucho más frías”.

Te puede interesar:

Referencias

  • Alpers, W., Teoría de la formación de imágenes por radar de ondas internas, Nature, 314, 245-247 (1985).
  • Apel, JR, Byrne, HM, Proni, JR & Charnell, RL, Observación de ondas oceánicas internas y superficiales desde el satélite de tecnología de recursos terrestres, J. Geophys. Res., 80, 865 – 881 (1975).