El nuevo iPhone X y otras novedades de Apple

Diez años después del mítico iPhone, Apple lanza su último modelo de smartphone con importantes novedades

image

Sin duda, uno de los sueños de Steve Jobs cuando comenzó a pensar en el iPhone, una década atrás, era que toda la pantalla fuera táctil: sin botones, sin bordes... Ayer ese sueño casi se cumplió. El nuevo iPhone X (la X no es la incógnita, sino el diez romano) abandona el botón de inicio, incrementa las pestaciones de la cámara, sube la apuesta por la seguridad y presenta una pantalla OLED de gran definición.

Pero, aunque el más esperado, este no fue el único teléfono que se presentó.Antes de la guinda del iPhone X, hicieron su entrada en escena el iPhone 8 (pantalla de 4,7 pulgadas) y el iPhone 8 Plus (5,5 pulgadas).Cámaras de 12 MP y una apertura de diafragma de 1.8, cuerpo de cristal y, los más interesante, un software bautizado True Tone que reacciona a la luz ambiente para que las fotos tenga una luz similar a la de un estudio fotográfico. Y lo consigue en un instante. Lleva unos altavoces un 25% más potentes que los del iPhone 7 y un nuevo chip, el A11, que sigue la prospectiva de potencia que indican los competidores, mientras reduce el consumo de batería un 50%.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Para mirarte mejor

La nueva pantalla OLED es un salto notable: aporta mayor contraste, nitidez y es más delgada. Los fallos que podría tener, como saturación, se resuelven con la nueva tecnología Super Retina HD Display. Conserva el Tiene 3D Touch, es HDR, lo que significa que no solo le importa la densidad de píxeles por centímetro cuadrado, sino también la calidad de dichos píxeles.

Espejito espejito

Todo el cuerpo del nuevo iPhone X está hecho de cristal de alta resistencia, tanto la parte trasera como la pantalla. Pese a tratarse de un cuidado diseño, no innovador, pero sí trabajado, tanto cristal hace que sea fácil dejar marcas y que una funda sea imprescindible... Y entonces ya no importa si es de cristal.

A la carga

La llegada del iPhone al mundo inalámbrico era algo que se esperaba desde hace mucho. En este caso se ha trabajado con diferentes empresas (hoteles, industria del automóvil, etc.) para que desarrollen sus propios sorportes de carga, pero Apple ya ha creado uno propio, el AirPower, que permite cargar no solo el teléfono, sino también el Apple Watch y los cascos inalámbricos.  

A tu salud

El nuevo Apple Watch (Serie 3) llega con importantes novedades. Incorpora un programa, desarrollado en conjunto con la Universidad de Stanford, que detecta arritmias cardíacas y avisa al usuario. En lo que a tecnología pura y dura s refiere, habrá dos modelos, uno  similar a las versiones anteriores y otro con una tarjeta e-SIM con conectividad que permitirá hacer y recibir llamadas desde el reloj sin que el teléfono esté conectado, pero conservando el mismo número de teléfono. 

Cara o cruz

Una de las mayores apuestas del iPhone X,  es el nuevo sistema de reconocimiento facial o Face ID. Funciona gracias a sensores infrarrojos que escanean nuestro rostro y lo comparan con la "imagen de control". Gracias a esto se desbloquea la pantalla (casi con solo mirarla) y también sirve como control para pagar con Apple Pay. Desde Apple afirman que esta tecnologíafunciona  en 3D, lo que evitaría que una fotografía se utilice para desbloquear el terminal.

Para lo que sí se usará es para crear efectos, filtros y máscaras mucho más dinámicas y reales que las que hasta ahora se utilizaban en, por ejemplo, Snapchat. Esta función ha sido clave para la creación de los Animojis: Emojis animados que imitan los movimientos de unos 50 músculos de nuestro rostro para recrear las expresiones.

El microchip dentro del nuevo Apple Watch es  un 70% más rápido que el que lucía su versión anterior y se conecta a la red un 85% más rápido. Y esto es fundamental ya que permite acceder a una biblioteca de 40 millones de canciones en streaming. Otro detalle interesante: es que ahora Siri también puede hablar.

Pensando en los selfies

Llama la atención su ubicación en vertical, pero la cámara trasera del iPhone X es, como se puede ver, de tipo doble. Destaca su ya exitosos (en el iPhone 7 Plus) su modo retrato y su capacidad para grabar vídeos en 4K a 60 fps. También tiene  un modo de cámara lenta a 240 fps con calidad 1080p.

 

Mientras tanto, la cámara frontal incrementa su resolución a 7 MP, lo que confirma la importancia de los selfies en la cultura actual. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias