Wearables para hackear a un bebé del siglo XXI

Los niños del siglo XXI son una mina de datos que los padres explotan con estos wearables, perfectos para no perderse detalle desde antes de que nazcan.

Apps que te lo ponen fácil

Existen decenas deappspara monitorizar cada minuto de la vida de un recién nacido: a qué hora ha comido, cuánto ha dormido, cómo eran sus deposiciones... Si es tu estilo no hace falta que esperes al nacimiento. Con unBellabeat Shellregistrarás hasta el latido del corazón del feto.

Para olvidadizos

Parece mentira, pero hay padres que se descuidan hasta el punto de olvidar a sus bebés en el coche. Es muy peligroso, sobre todo en verano. Por eso, Evenflo ha creado un sensor que conecta la silla del coche por wifi y te recuerda que viaja contigo al llegar a destino. También se chiva si se quita el cinturón de la silla.

El poder de la palabra

Cuántos más vocablos escuche un bebé durante los primeros años de su vida, y más variados, mayor será su desarrollo intelectual. Pero, ¿cómo pueden los padres conocer el entorno lingüístico de su vástago? Con el micrófono Starling, un prometedor invento ideado por estudiantes de la Universidad de Stanford para registrar y analizar todo lo que escuchan los niños. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
El pañal-laboratorio

Así podría llamarse el que ha desarrollado Pixie Scientific, una revolución en el cuidado de los retoños. Lleva un sensor para analizar la orina que detecta infecciones, deshidratación y potenciales problemas de riñón. Y la empresa asegura que eso no eleva el coste significativamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Qué tal duerme?

Es una pregunta típica, sin una respuesta objetiva… hasta ahora. El body del monitor de movimiento Mimo y el calcetín del de Owlet registran datos con los que saber, exactamente, cómo son las noches en sus cunas: temperatura, respiración, constantes vitales, posturas, actividad del sueño... La pulsera de Sproutling incluso adelanta la hora a la que se levantará, ¡y de qué humor estará!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El biberón de los torpes

Los bebés son comensales exigentes y sinceros. Lo sabe cualquier padre inexperto que haya sufrido los lamentos a todo volumen que siguen a un biberón mal dado. El adaptador BabyGigl, de Slow Control, es el aliado perfecto para evitar reclamaciones: indica el ángulo correcto para que la manduca salga como es debido, evitando la frustración y el hambre, los cólicos y los gases que provocan las malas posturas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mamá y doctora

¿Un accesorio para grabar con el móvil el interior del oído? Tiene sentido, pues ahí se manifiestan gran parte de las infecciones típicas en los bebés. Con el que ha desarrollado Cellscope podrás mandar el vídeo al pediatra. Ahorrarás visitas y nervios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El colchón camaleón

El BabyKeeper Therm es la respuesta del Instituto Europeo de Calidad del Sueño (ESCI) a los problemas asociados al exceso de calor. Cambia de color a partir de los 37,5 º centígrados, lo que reduce un 72 por ciento el riesgo de muerte súbita, según el ESCI.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mucho más que un chupete

El Pacif-i tiene una funcionalidad que cualquier padre ha deseado: puedes rastrear su posición exacta con el móvil, como un zahorí en busca de agua. También emite una alarma cuando el bebé sale de un perímetro previamente determinado. Por si fuera poco, funciona como termómetro, un instrumento indispensable para la crianza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Diccionario bebé-español

El inventor de la Universidad Politécnica de Barcelona Pedro Monagas ha desarrollado WhyCry, un invento que detecta con un 95 por ciento de precisión, según el tipo de llanto, qué pide nuestro ininteligible bebé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades