Cómo actuar si el paracaídas no se abre en el aire

Estos instrumentos están diseñados para abrirse sin riesgos, pero mejor revísalo antes de volar. Cuida que esté doblado en línea y no tenga torceduras

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Si ya estás arriba...

Tan pronto como te des cuenta del problema, agita las manos y señala tu paracaídas para avisar a un compañero de salto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La fuerza gravitacional se triplica

La velocidad de caída puede alcanzar los 209 kilómetros por hora. Engancha tus brazos en el arnés de tu compañero, para evitar dislocarte los brazos cuando el paracaídas se abra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Para manejar el toldo

Con una mano hay que manejar la velocidad y dirección de la caída, para evitar obstáculos como los cables de electricidad.
El tipo de paracaídas determina la velocidad del aterrizaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Para manejar el toldo

Si encuentras una superficie con agua, dirígete hacia ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos