Retrofuturismo

Prototipo realizado por Mercedes y dotado con la tecnología de pila de combustible.

image
En lugar de volante, el F-Cell Roadster tiene un joystick, y en el vano del motor se aloja una pila de combustible. Es el futuro del automóvil en forma de ejercicio de diseño.

Probablemente, sería el coche que hoy diseñaría Karl Benz. Se trata de un prototipo realizado por Mercedes y dotado con la tecnología de pila de combustible que, en breve, montarán otros modelos de la marca. Se llama F-Cell Roadster y tiene una autonomía de 355 kilómetros, menos que la que ofrecerá la Clase B F-Cell, que comenzará a fabricarse en 2009. De momento, este monovolumen compacto se pondrá a la venta bajo serie limitada de 100 unidades, tendrá una autonomía de 400 km y desarrollará una potencia de 136 CV. El gasto del hidrógeno que consume será equivalente a 2,9 litros de diésel cada 100 km.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tecnología