Este es un ejemplo de por qué no se deben facturar las baterías externas

China Southern Airlines tuvo un conato de incendio en la cabina de uno de sus vuelos justo antes de despegar del aeropuerto de Guangzhou a Shanghai

Las baterías de litio vuelven a ser protagonistas una vez más en un pequeño fuego que se produjo este pasado domingo después de que explotara una batería externa (power bank) en un vuelo que estaba a pocos minutos de despegar. Mientras los pasajeros estaban subiendo al avión, uno de los equipajes que ya estaba en cabina comenzó a arder provocando el miedo entre los allí presentes que hicieron todo lo posible por apagarlo con botellas de agua antes de que fuera a más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Afortunadamente, se quedó en un susto aunque, eso sí, el vuelo se retrasó 3 horas y los pasajeros tuvieron que esperar a que llegase otro avión de la compañía para poder volar. Aquí podéis verlo:

Las baterías de litio son todo un peligro ya que un pequeño cortocircuito interno puede provocar que esta explote y crear un incendio indeseado. Por ello, la Organización de Aviación Civil ha sido muy restrictiva en este asunto e impide facturar cualquier batería de litio externa que no esté unida al dispositivo al que pertenece. Por ello, si deseas viajar con baterías extra o “power banks” adicionales para tus dispositivos móviles, es necesario que vayan contigo en cabina, protegidos por su embalaje original o en bolsas de plástico. Al menos, si estos explotan o se incendian existe una forma de actuar a tiempo para acabar con el fuego.

En caso de que quieras facturar estos dispositivos, la batería tiene que estar instalada y deberéis aseguraros de que no se pueden conectar solos de forma accidental mientras ya se está en vuelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades