Terminator 2 ya es posible

Un metal líquido, capaz de recrear diferentes formas, acerca a la realidad al despiadado asesino T-1000 de la famosa saga

image
Así luce la piel y el interior de los futuros robots. Crédito imagen: RMIT

Cada vez más, los robots se alejan de aquella imagen dura y fría de sus primeros tiempo. Ahora muchos tienen polímeros flexibles en lugar de metal, lo que les otorga una capacidad de movimiento y hasta un realismo más amplio.
Ahora un equipo de expertos del Real Instituto de Tecnología de Melbourne (RMIT) quieren ir un paso más allá y diseñar un robot de metal líquido, como el asesino cibernético y capaz de cambiar de forma, T-1000, de Terminator 2.
Obviamente su objetivo no es crear robots asesinos sino avanzar en la computación más allá de los modelos de estado sólido actuales, hacia sistemas de circuito blandos que puedan ser reconfigurados sobre la marcha.
El equipo, liderado por el profesor Kourosh Kalantar-Zadeh, utiliza gotas de aleaciones no tóxicas de galio, fácilmente maleables, con un núcleo conductor y están cubiertos de una delgada película semiconductora.
Los científicos ponen las gotas de galio en agua y se añaden diferentes combinaciones de ácidos, bases y sales para ver cómo esas diferentes soluciones afectan al metal líquido. Curiosamente, el ajuste de la química del agua impulsó hizo que la gota de metal líquido se moviera de un modo similar al que muestran las células a través del torrente sanguíneo.
Imagine un robot con componentes internos que funcionan de una manera similar - pequeñas partículas de metal líquido que proporcionan información o poder a través de "venas" y son lo suficientemente flexibles para cambiar de forma o tolerar daños.
La investigación, publicada en Nature Communications, es un punto de partida hacia pantallas electrónicas en 3-D o tecnologías que recurren a la electrónica flotante.
"Con el tiempo – asegura Kalantar-Zadeh en un comunicado –, el uso de los fundamentos de este descubrimiento, permitirá construir un humanoide en 3-D de metal líquido, al igual que el T-1000 de Terminator, pero con una mejor programación”.
El video a continuación permite espiar cómo funciona exactamente esta tecnología.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades