Los juguetes eróticos se vuelven más sofisticados y elegantes

Recrean la sensación de que alguien está acariciando tu piel

Hasta la fecha, los juguetes eróticos eran algo que se consumía en la intimidad. Algo, que no quedaba bien enseñar a los demás. pero, con el paso del tiempo, se están volviendo más elegantes y sofisticados. Lo último son estos sencillos brazaletes diseñados por Wan Tseng, que se colocan en las partes más sensibles del cuerpo.

Pueden llevarse a la vista, por ejemplo en el cuello o en las muñecas. pero también bajo la ropa en zomas más íntimas. Su funcionamiento se basa en varios motores que recrean la sensación del tacto sobre la piel, y también expulsan algo de aire que hace sentir algo similar a una respiración.

La intención es que la persona que lo lleve puesto y lo utilice, tenga una sensación similar a la que sentiría si las manos y la boca de un (o una) amante estuvieran recorriendo su cuerpo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades