La invasión de las hormigas robot

Llega la robótica colaborativa

image
Dos cámaras 3D bajo sus ojos le permiten diferenciar los objetos que ve en su entorno.

Un ejército de hormigas trabajando al unísono en una fábrica. Esta imagen podría ser una realidad en un futuro no muy lejano con los insectos biónicos que la empresa FESTO presentó en la feria de electrónica de Hannover (Alemania). Las BionicANT simulan el comportamiento colaborativo de sus modelos naturales; es decir, cada una tiene un trabajo asignado que complementa el de las demás. Así, estas hormigas artificiales se comunican entre sí y coordinan sus acciones y movimientos siempre subordinados a conseguir el objetivo común para el que son programadas. Cada hormiga mide unos 13 centímetros y está equipada con tecnología láser, cámaras 3D en la cabeza y un sistema de comunicación WiFi. También pueden agarrar objetos con la boca, con gran precisión, y transportan cargas más pesadas que ellas mismas, como las reales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Al mismo tiempo, FESTO ha presentado un grupo de mariposas artificiales, las eMotion Butterflies: ligeras y dotadas de autonomía, pero también preparadas para realizar trabajos en equipo.

Drones mariposa
Las eMotion Butterflies son capaces de volar, de forma individual o en grupo, sin necesidad de control manual gracias a diminutas cámaras infrarrojas e inteligencia artificial.

EL DATO: 50 veces su peso y 30 veces su tamaño puede transportar una hormiga real.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades