Geckotec

Desde que en el año 500 a. de C. el chino King-su Tse in ventó una urraca voladora hecha de madera, el hombre se ha dedicado a imitar el comportamiento de diversas criaturas y sus características en beneficio propio.

image
Los especialistas en robótica de la Universidad de Stanford Mark Cutkosky y Sangbae Kim han ideado un gecko de 500 gramos capaz de subir paredes verticales. Lo hace gracias a una tela de uretano que recrea la adhesión de este primo de los lagartos.

Así surgieron las turbinas con forma de aletas de ballena, paracaídas con la silueta de una flor y un largo etcétera. Las últimas tres creaciones en este campo, dirigido cada vez más hacia la nanotecnología, son una medusa, un mosquito y un lagarto gecko. Todas ellas recrean las habilidades que sus modelos vivos tienen en la naturaleza y nos abren las puertas a un nuevo mundo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tendencias