Solo para seis millonarios

Hay gente que se gasta tres millones de euros en un coche. Al menos, en el Ferrari Sergio.

Uno de ellos es el hijo del jeque Hamdan Bin Mohammed Al Nahyan, un político que destacó como ministro durante los años 80 y 90 en los Emiratos Árabes. Sultan Sheikh, como firma el dueño de la colección, se reconoce apasionado de los automóviles y en 2004 creó la SBH Royal Auto Gallery, que abrió sus puertas en 2007 en Abu Dabi con 32 modelos de infarto entre los que se encuentran varios Bugatti Veyron y Ferrari.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La colección comenzó con la adquisición de un Alpine V8 Roadster. Ahora, el parque automovilístico de esta familia, aficionada también a la cría de camellos y la cetrería, aumenta con el Ferrari Sergio, un deportivo del que solo se van a producir seis unidades.
Debe su nombre este roadster a Sergio Pininfarina, el diseñador que creó modelos como el Ferrari F40, el 328 y el 360. También senador vitalicio en Italia, Pininfarina murió en 2012, pero la firma que él creó en 1930 hacía ya mucho que caminaba sola. Este es uno de los hijos póstumos de aquel genio.

A MEDIDA
EL Atelier Tailor Made de Maranello trabaja en colaboración con el futuro cliente para hacer el coche a su medida. En la unidad del sultán Sheikh, la tapiceía es de cuero con pespuntes en rojo. En el exterior destacan las llantas doradas con acabado diamante.

TRES SEGUNDOS DE VÉRTIGO
El Ferrari Sergio está construido sobre la base del 458 Spider, un roadster en el que se tomaron en cuenta muchas indicaciones de Michael Schumacher. Con un motor V8 de 4.497 cc y 605 CV, alcanza los 100 km/h en tres segundos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades