Breve historia del Jetpack

De la ciencia ficción al cielo, aquí tienes un curso rápido para llegar a lo más alto de un modo poco ortodoxo

1886: En la obra Robur, el conquistador, de Julio Verne, los científicos predicen un futuro de máquinas voladoras que permitirán que el ser humano camine en el aire. Fueron los primeros pasos.

1955: El pionero en crear un diseño fue el ingeniero estadounidense Stanley Hiller con la plataforma volante Hiller VZ-1, que incluía 2 motores Nelson H-59, un rotor y un par de propulsores.

1958: Con el objetivo de aumentar la capacidad de los deportistas, la Thiokol Chemical Corporation, lanzó su cinturón de salto, un cohete impulsado por dos tanques de nitrógeno.

1960: El ingeniero de Bell Aerosystems, Wendell Moore, diseñó el Bell Rocket Belt (cohete de cintura Bell) para la Armada de Estados Unidos. Utilizaba peróxido de hidrógeno e incluía mandos. ¿El problema? Solo tenía combustible para 21 segundos.

1965: En Operación Trueno, de James Bond (interpretado por Sean Connery), el agente británico asesina a Jacques Bouvar, líder de SPECTRA y huye en un Bell Rocket Belt. El ingenio apareció 37 años más tarde en Muere otro día (con Pierce Brosnan).

1984: Bill Suitor, quien fuera el doble de Sean Connery en la secuencia mencionada anteriormente, utilizó el mismo artefacto para hacer una entrada a lo grande en el Coliseo de Los Ángeles durante la inauguración de los Juegos Olímpicos de ese año.

1991: El protagonista de la película Rocketeer encontró el diseño de un cohete hecho por el excéntrico multimillonario Howard Hughes.

1994: La NASA presentó SAFER (Ayuda para Rescates de Paseos Extravehiculares), una mochila para misiones fuera de las naves espaciales.

2005: Los presentadores del popular programa Cazadores

El suizo Yves Rossy

de mitos, Adam Savage y Jamie Hyneman, intentaron construir uno con planos comprados en la red. Fallaron estrepitosamente.

2006: El suizo Yves Rossy fabricó una mochila con queroseno como combustible. Le agregó alas y cruzó los Alpes, el Canal de la Mancha y sufrió un accidente al intentar el Estrecho de Gibraltar.

2012: Nació el jetpack que funciona con agua como propulsor y permite que los usuarios se eleven 10 metros: Jetlev.

2013: Propulsado con un motor V4 a gas, el Martin Jetpack permite elevarnos a una altura de hasta casi 2.000 metros. Su precio es de 70.000 €... pero la empresa está buscando inversores para despegar definitivamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades