Experimento: Construye un hovercraft

15 Experimentos salvajes

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Qué necesitas:
Una silla de jardín
Un soplador de hojas
Una tabla de contrachapado.
Gomaespuma
Plástico resistente
Cable
Un interruptor
Cinta americana
Cinta adhesiva
La tapa de un tupper

Quién dijo que tu soplador de hojas y tu silla de jardín tienen un solo uso? Construye un aerodeslizador cortando dos planchas de contrachapado con un diámetro de 130 cm. Sobre ellas, haz dos orificios del tamaño de la boca de salida de aire del soplador (1). Forra la superficie de una de las maderas con plástico resistente y fíjalo con grapas de tapicero (2) dándole la vuelta hacia la otra cara. Cierra los bordes con cinta americana, para que no haya pérdidas de aire (3).

Ahora, monta la segunda plancha de contrachapado sobre la primera, haciendo coincidir los orificios (4). Fíjalas atornillando en el centro una tapa de plástico de un tupper (5). Hazlo de modo que quede sobre la superficie donde está el plástico. A su alrededor, haz cinco orificios (6). Dale la vuelta al conjunto, atornilla la silla y acopla la salida de aire de la sopladora al orificio de entrada de aire (7). Sujétala con cinta perforada metálica. Siéntate a los mandos de tu nave, dale al on de la sopladora y… ¡Buen viaje! (8). Tu aerodeslizador funciona y se desplaza atendiendo a principios de Newton. El matemático y físico inglés decía sobre la sustentación: “Las partículas de aire son como perdigones que se disparan sobre la base de un plato, ya que le transfieren su velocidad y lo impulsan hacia arriba”.

Sigue atent@ porque colgaremos uno nuevo cada dos días en esta misma web.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos