Experimento: Abrir una botella sin sacacorchos

15 Experimentos salvajes

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Qué necesitas:
Una botella de vino
Un paño
Una pareja con capacidad de sorpresa

Tienes un invitad@ de lujo, vas a descorchar una botella y ¡horror, el sacacorchos no aparece por ningún lado! Tienes dos opciones para salir airoso del lance: llamar a Telechampán y pedir un Moët o poner en marcha un truco práctico, sencillo y muy barato. Envuelve la parte inferior de la botella en un paño medianamente grueso y, sobre una pared lisa (1), dale golpes reiteradamente (no nos responsabilizamos de las quejas vecinales). Poco a poco, el corcho irá asomando por el gollete. Cuando haya salido lo suficiente, agárralo con los dedos y termina de liberarlo. Chin, chin (3). Este truco se basa en lo que los físicos denominan “golpe de ariete”; es decir, un líquido en movimiento que ejerce una onda de presión de vaivén sobre el punto de salida. Vamos, que la onda de presión que se genera cuando se golpea la base de una botella choca contra el tapón y vuelve hacia atrás. Su fuerza es directamente proporcional a la longitud del conducto.

Sigue atent@ porque colgaremos uno nuevo cada dos días en esta misma web.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos