Angry Birds llega al salón

Y Bad Piggies al móvil

Los pájaros más enfadados del mundo están preparados para una nueva ofensiva, esta vez en la pantalla más grande de tu casa. Angry Birds Trilogy se pone a la venta hoy para las consolas Xbox 360, PlayStation 3 y Nintendo 3DS. Para disfrutarla, habrá que olvidarse de las descargas y adquirir el producto distribuido por Activision al precio de 30 euros.

La nueva versión reúne las ediciones Classic, Seasons y Rio y “conserva esa mecánica de Angry Birds que nos es familiar, con una adaptación a las posibilidades técnicas de las consolas, que nuestros desarrolladores han aprovechado a fondo”, nos explica Kalle Kaivola, productor ejecutivo de Rovio Ltd. Kinect, Move y StreetPass garantizarán una nueva forma de experimentar el lanzamiento con tirachinas.

Junto al vicepresidente de desarrollo de franquicias Ville Heijarii, nos recibió en la tranquila sede de la compañía en Helsinki, profusamente decorada con los personajes corporativos. Pinturas en las paredes, peluches sobre los escritorios y pantallas que alternan las inocentes imágenes del juego con listados de datos sobre descargas o rankings de plataformas y juegos. Ambos ejecutivos, ataviados con sus sudaderas de pollos y cerdos, expusieron las novedades del nuevo producto ante un grupo de periodistas europeos: hasta 700 niveles de juego que garantizan una media de 30 horas de juego, extensibles hasta 100 para los grandes adictos que no se conforman con menos de tres estrellas.

La adaptación a la nueva plataforma ha requerido un rediseño que incluye fondos más dinámicos, nuevos elementos de animación (como dientes de león flotando por el aire, un empeño especial de los desarrolladores) y efectos especiales, aprovechamiento de la interacción entre los distintos planos del dibujo o la reelaboración de todos los elementos sonoros.

“La idea que nos ha guiado ha sido ofrecer una especie de edición de coleccionista”, asegura Kaivola. Por eso se incluye una mirada entre bastidores, con dibujos e ilustraciones que muestran el proceso creativo del juego y la exploración de los personajes. No en vano los ejecutivos manifiestan que este paso ha respondido a los requerimientos expresos de sus fans. Al tiempo que les ofrece la oportunidad de llegar a un público de más edad, no tan propenso al entretenimiento en pantalla pequeña.

Los breves vídeos que ya se han podido ver en Youtube completan la oferta y resultan un aperitivo de los nuevos horizontes empresariales de Rovio. “Nuestra intención es convertirnos en una empresa de entretenimiento que ponga sus productos al alcance de todas las pantallas para toda la gente y en todas partes” anuncia Ville Heijarii. Por eso están desarrollando cortos de animación que lanzarán en una fecha próxima aún por determinar. Mientras, seguirán ampliando su repertorio de juguetes, ropa, golosinas o parques temáticos. No en vano el 30% de las ganancias de la empresa provino de los más de 15.000 productos de su merchandising.

Sobre las alas del éxito obtenido con sus coloridos pájaros, han decidido sacar provecho de los socarrones enemigos convirtiéndolos en protagonistas del nuevo juego: Bad Piggies ve la luz tambiénhoy siguiendo los pasos sus perseguidores. En versión gratuita y para iOS, Android, Mac, y PC, pretende enseñarnos el otro lado de la historia con un desafío basado en crear las complejas construcciones que sirven de refugio a los cerdos. Habrá que esperar para ver si consiguen las mismas altas cotas de popularidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tendencias