Algo más que un medio de comunicación

Todas las culturas tienen tres denominadores comunes: llaves, dinero y teléfono. Es una cuestión de supervivencia.

image
Un monje saddhu de la India demuestra que, pese al ascetismo, el móvil es imprescindible.

Pregunta: ¿Has llegado a la conclusión de que los teléfonos móviles hacen algo más que proporcionar un medio de comunicación?
Respuesta: Hemos empezado a observar que el teléfono móvil se usa como una forma primaria de proyectar tu identidad. Por ejemplo, si vives en una comunidad que no tiene señales urbanas, nombres de calles, etc., porque tu calle está fuera del mapa o no ha sido oficialmente reconocida, te encuentras que la gente escribe el número de su móvil sobre la puerta de la casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pregunta: ¿Qué respondes a quienes dicen que intentas imponer teléfonos Nokia a personas que todavía no tienen porque son demasiado pobres ?
Respuesta: Durante los últimos años hemos trabajado mucho con personas de los llamados mercados emergentes. Un teléfono móvil es igual de útil para un granjero de las afueras de Nueva Delhi que para un banquero de Nueva York. Lo que hemos descubierto es que entre la gente de los estamentos más bajos de la sociedad el teléfono móvil tiene beneficios reales desproporcionadamente más grandes comparados con los del banquero de Nueva York, porque tienen menos posibilidades de elección. Investigamos en dichas comunidades porque esos son los sitios en los que podemos aprender más acerca de los tipos de usos del móvil que se convertirán en la corriente principal en otras partes del mundo. Hemos descubierto que esas comunidades son increíblemente innovadoras en la forma de usar sus teléfonos móviles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Personajes