El dueño de Amazon, a la par que el hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, quiere serlo del universo y ha presentado el 9 de mayo la nave Blue Moon, con la que pretende llegar a la Luna en el año 2024.

Después de una charla de casi una hora que pretendía ser inspiradora y emotiva, cayeron los telones que ocultaban la maqueta de lander o vehículo de alunizaje no tripulado de dos pisos de altura, que podría desplegar hasta cuatro rovers más pequeños y disparar satélites para orbitar la luna.

Este proyecto se ha llevado a cabo durante los últimos 3 años por la compañía Blue Origin, también propiedad de Bezos, con la que quiere conquistar el espacio para su beneficio aunque él no lo cuente así. El director de Amazon asegura que están «preparados para apoyar a la NASA» para llegar a la Luna en el año 2024 pese a que no es capaz de determinar una fecha exacta en la que se realizarían los lanzamientos.

La idea, que ya venía barruntando Bezos desde hacía años, es establecer una base en la Luna, «Blue Moon es una nave de alunizaje que puede transformar diferentes cargas de diferentes tamaños a la Luna. Su capacidad de realizar precisos y suaves alunizajes posibilitarán en el futuro una sustancial presencia humana en la Luna», cuentan en su web.

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, además de anunciar el aterrizaje lunar, Bezos habló en el evento sobre sus esperanzas de crear naves espaciales flotantes para colonias humanas, una idea que ha promocionado en el pasado. Compartió imágenes de maquetas de los cilindros de O’Neill, colonias conceptuales del espacio propuestas por el físico Gerard K. O’Neill que rotarían para simular la gravedad y serían capaces de sostener la vida humana y vegetal. «Este es Maui en su mejor día, durante todo el año», dijo Bezos. «No llueve. No hay terremotos. La gente va a querer vivir aquí».

Multi Generational Colony Space Craft Interior. 3D rendering.

Bruce Rolff/Stocktrek ImagesGetty Images

Por ahora y hasta que la ciencia ficción se haga realidad, la empresa lo que está desarrollando es su cohete New Shepard para viajes espaciales de turismo y un cohete de lanzamiento llamado New Glenn para lanzamiento de satélites. Su objetivo es entregar el cohete New Glenn para 2021, mientras que el lanzamiento de una cápsula tripulada en un New Shepard está planeado para finales de este mismo año.

No es casualidad que esto suceda ahora, Elon Musk también está desarrollando sus propios planes de conquista espacial. Él está decidido a llevar humanos a Marte con su compañía SpaceX. Musk previamente ha definido que la primera misión a Marte solo con carga será en 2022 y para 2024, una misión con tripulación.

A diferencia de SpaceX, el primer objetivo de Blue Origin con New Shepard es llevar turistas espaciales a bordo de su nueva cápsula que les servirá para llegar hasta los 100 Km de altitud y desde ahí experimentar microgravedad durante los minutos de caída libre en su descenso (hasta que salgan los paracaídas, claro).

Esther Sánchez