Tienes que trabajar (de verdad) en casa

Eres un teletrabajador o un autónomo. Tu puesto o negocio dependen directamente de tu productividad diaria

  • Ponte en situación: dúchate y arréglate como si fueras a una oficina normal.
  • Separa el espacio de trabajo. Determina una habitación o área que esté aislada del resto de la casa.

  • Mantén la atención. Cierra la puerta de la zona y no contestes al teléfono privado. No te quedes a cargo de tus niños.
  • Ponte pequeñas metas horarias para cada tarea. El tiempo en casa parece mayor, y puedes tardar mucho más en todo.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Trucos