El sexo es mucho más que los genitales

El tratar el sexo como aquello que afecta únicamente a nuestros genitales, una idea heredada de Freud y hoy superada, nos lleva a pasar por alto su papel fundamental en nuestra salud, bienestar y relaciones personales