Una nueva revisión de cientos de estudios en todo el mundo establece una relación entre el narcisismo y el comportamiento violento y agresivo

Un análisis exhaustivo de 437 estudios en todo el mundo realizado por la Universidad Estatal de Ohio ha proporcionado la mejor evidencia hasta la fecha de que el narcisismo es un importante factor de riesgo tanto para la agresión como para la violencia. La relación entre el narcisismo y la agresión se encontró para todas las dimensiones del narcisismo y para una variedad de tipos de agresión, independientemente del sexo, la edad, el nivel de estudios o el país de residencia.

Más aún, para llegar a comportamientos violentos y agresivos no es necesario que el narcisismo esté en niveles tan altos como para ser patológico. Los resultados mostraron que incluso cuando el narcisismo estaba dentro de lo que se considera un rango normal, había niveles más altos de agresión.

Los investigadores combinaron y analizaron los datos de muchos estudios para ofrecer una visión completa de esta área de investigación. En este metaanálisis, examinaron los datos de 437 estudios independientes con un total de 123.043 participantes.

El narcisismo se caracteriza por un sentido exagerado de la propia importancia, y la creencia de que se tiene derecho a muchas cosas por el hecho de ser uno mismo. El narcisismo también tiene dos componentes periféricos: la grandiosidad (para los narcisistas que tienen una alta autoestima, que se vuelve exagerada) y la vulnerabilidad (para los que tienen una baja autoestima). El estudio corroboró que todos estos componentes estaban relacionados con la agresión.

El narcisismo estaba relacionado con todas las formas de agresión medidas en los estudios que los investigadores analizaron, incluyendo la física, la verbal, la intimidación, directa o indirecta, y la desplazada hacia objetivos inocentes. El narcisismo también estaba relacionado con el ciberacoso online, así como con el acoso en el mundo real.

El narcisismo está relacionado con la violencia verbal, física, la indimidación y el acoso online y en el mundo real

Las personas con un alto grado de narcisismo no sólo eran más propensas a responder con ira, sino que también eran más propensas a ser frías, deliberadas y proactivas en su agresión, según los investigadores. La agresión se producía tanto si eran provocadas como si no, pero el riesgo de agresión era significativamente mayor cuando se sentían provocados, por ejemplo, cuando eran ignorados o insultados.

Los investigadores confiesan haberse sorprendido al descubrir que la relación entre el narcisismo y la violencia era casi tan directa como su relación con formas menos graves de agresión. En el estudio la violencia se definió como una agresión con intención de causar daños físicos, como lesiones o la muerte. Estos resultados coinciden con las investigaciones que sugieren que el narcisismo podría ser un factor de riesgo para actos extremadamente violentos, como los tiroteos masivos.

Inicialmente los científicos pensaban que la relación narcisismo-agresión sería más probable en países individualistas, como Estados Unidos, donde la gente hace mucho hincapié en sus derechos personales, pero el análisis descubrió que el narcisismo y la agresión estaban relacionados incluso en los países más colectivistas. Tampoco influyeron otros factores como el sexo o el nivel de estudios alcanzados.

Todos somos propensos a ser más agresivos cuando somos más narcisistas

¿Cómo distinguir a una persona narcisista? En primer lugar, no se puede separar a las personas entre las que son narcisistas y las que no lo son. Casi todo el mundo tiene algún grado de narcisismo, aunque sólo una minoría tiene niveles lo suficientemente altos como para ser patológicos.

Los resultados de este estudio sugieren que es un problema de grado de narcisismo: los niveles más altos de narcisismo están relacionados con una mayor agresividad incluso antes de que ésta alcance niveles patológicos. Según el director del estudio, «todos somos propensos a ser más agresivos cuando somos más narcisistas».

Las personas con un alto nivel de narcisismo responden con agresividad cuando se sienten amenazadas. Quienes tienen un alto grado de narcisismo tienen «la piel muy fina» y atacan cuando se sienten ignorados o perciben que se les falta al respeto.