En la entrada de la Wikipedia «Herida por arma de fuego», encontramos una representación de la muerte del presidente Abraham Lincoln y, además, la fotografía de un corazón en formol atravesado por una bala. 

Herida por arma de fuego. La búsqueda en la Wikipedia devuelve la fotografía superior, creative commos, de un corazón atravesado por una bala, conservado para la eternidad en un frasco de formol. El corazón perteneció a un hombre de 26 años que fue asesinado en Nueva York en 1937.

Ilustración del atentado contra Abraham Lincoln.

Ilustración del atentado contra Abraham Lincoln.

En la Biblioteca Nacional de Medicina de los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU hay una colección de restos humanos que más de una vez han sido mostrados al público. Una de sus muestras se llamó  «Visible Proofs: Forensic Views of the Body” y mostraba la historia mórbida del crimen, y los ingenios de la ciencia forense para encontrar pistas que relaten el suceso de la muerte.

Si uno dona su cuerpo a la ciencia, o si es víctima de un crimen y nadie reclama el cuerpo, existe la posibilidad de acabar en la vitrina de un museo como el de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU y, desde ahí, saltar a la Wikipedia como muestra de lo que significa, en este caso, que una bala atraviese un corazón.

Estudiar los efectos de las balas de guerra

El Museo Nacional de Salud y Medicina se fundó como Museo Médico del Ejército durante la Guerra Civil estadounidense para documentar los efectos de las heridas de guerra y las enfermedades en el cuerpo humano. Reúne un depósito médico nacional único que se utiliza continuamente con fines de investigación, educación y exhibición. A sus fondos se unió el Instituto de Patología de las Fuerzas Armadas, con más de 130 años de muestras médicas documentadas

En el ajuar de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU hay grandes tesoros para la ciencia forense. Por ejemplo, un estómago humano afectado por el envenenamiento por arsénico, o las larvas de mosca  encontradas en una víctima de asesinato en 1986 que ayudaron a precisar el momento de la muerte. Entre las piezas más preciadas del Museo Nacional de Salud y Medicina de Nueva York, hay un corazón atravesado por una bala. El corazón cuya fotografía a acabado en la Wikipedia.

Una bala en el corazón

Las lesiones cardíacas por arma de fuego (CGSI) son relativamente raras y  tienen una mortalidad extremadamente alta, que ronda un poco más del 80%.

Reciben un nombre preciso: herida de bala transmediastínica (TMGSW). Es un disparo en el tórax, que ingresa al mediastino del corazón. Se estima que aproximadamente el 80% de las víctimas afectadas no sobreviven a la atención médica inicial debido a una exanguinación casi inmediata.  La estructura lesionada con mayor frecuencia, tal y como le sucedió al joven neoyorkino, es el ventrículo derecho debido a su ubicación anatómica anterior dentro del mediastino, una zona en la mitad del tórax que separa los pulmones.

Te puede interesar: