10 razones por las que tu vuelo se puede retrasar… y no tendrás forma de evitarlo

Desde un cargamento de piñas que emiten gases imprevistos, monedas lanzadas al motor antes de salir el vuelo, pasajeros enfermos o problemas con el alcohol, entre otros.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tripulación necesaria

Para que un avión pueda salir hacia su destino es necesario que viaje con una tripulación mínima, regulada por normativa, y que se rige por unos mínimos: 2 auxiliares de vuelo cuando son más de 50 pasajeros y por cada bloque de 50 asientos adicionales, un tripulante de cabina más (los aviones comerciales más habituales como el Airbus 320 o el Boing 737, con 180 pasajeros, necesitan 4 auxiliares).  

Si por cualquier imprevisto alguno de ellos no ha descansado las horas suficientes que marca la normativa europea, o uno de ellos se pone enfermo en una base diferente a la que operan de forma habitual, el vuelo puede no salir en hora hasta que no se complete el mínimo necesario de personas para sacar el avión.

Algunas compañías vuelan con más auxiliares de vuelo para poder evitar estos imprevistos de última hora.

Pilotos borrachos

Al igual que no puedes manejar un coche cuando has bebido, tampoco puedes llevar un avión como piloto si has tomado alcohol. Ya hablamos en QUO que a finales de 2016, al menos dos pilotos comerciales fueron eliminados de su puesto de trabajo bajo sospecha de intoxicación etílica. A comienzos de este año, también supimos de la notica de que un comandante pilotó un vuelo desde Melilla a Madrid con una concentración de alcohol en aire de 0.52 mg/l. Fue condenado a 21 meses de prisión. 

Muchas compañías hacen “test” esporádicos y aleatorios a sus pilotos para comprobar su nivel de alcohol en sangre. Si muestra algún indicio de que ha bebido, puede retrasarse el vuelo hasta que se consiga un nuevo piloto.

Deshielo del fuselaje

Este tipo de situaciones ocurre en áreas donde las temperaturas son muy bajas. Cuando un vuelo aterriza y pasa horas en pista, las alas y el fuselaje del avión puede comenzar a congelarse. Por ello, es necesario que pase a una zona que se denomina de “deshielo” para que pueda eliminarse cualquier rastro que pueda evitar que, por ejemplo, los flaps de las alas o el timón de cola no se muevan.

Esto puede ocurrirle a varios aviones a la vez, así que si se concentran numerosos despegues al mismo tiempo, este proceso puede ralentizar la salida de tu avión. Aquí puedes ver cómo lo hace la compañía Iberia

Fuente imagen: Vadeaviones.com

Enfriamiento de frenos

En algunos aviones de fuselaje ancho (dos pasillos), los frenos alcanzan temperaturas muy elevadas debido al aterrizaje y rodaje hasta el parking, que implican que lleguen hasta los 300 y 400 grados centígrados. Un avión no puede volver a volar si la temperatura no se reduce al menos hasta los mínimos marcados en el manual de cada compañía para poder despegar de nuevo (lo que puede suponer reducirlo más de la mitad, según los casos). Es necesario utilizar un equipo externo de aire frío que pueda reducirlo rápido.

En ocasiones el tiempo de escala del avión no es suficiente para enfriarlos y el vuelo puede retrasarse.

Rayos

Que le caiga un rayo a un avión es bastante más habitual de lo que creemos, y a pesar de que el avión podría aterrizar sin muchos problemas (depende del caso), este no puede volver a volar hasta que los mecánicos hagan una inspección visual. En aviones con gran superficie de fuselaje, esta revisión puede alargarse entre 1 hora y media y 2 horas, y eso sin contar con que haya alguna parte que deba ser reparada. Por lo tanto, si el vuelo que vas a tomar ha recibido el impacto de un rayo, es probable que se retrase (o incluso que se cancele, si se detecta alguna anomalía que pueda afectar a la operación del vuelo).

Hace unas semanas vimos un caso impactante de un vuelo de American Airlines alcanzado por un rayo.

Pasajero conflictivo en el avión

Llevar a tanta gente metida en un avión puede implicar que un porcentaje mínimo pueda dar problemas a la tripulación sin ni siquiera haber comenzado el vuelo: un pasajero que no está de acuerdo con su asiento, presenta signos de haber bebido, indicios de robo… Se valora la situación antes de emprender el vuelo y si el comandante estima oportuno podría pedir que se desembarcase al pasajero. Esto implica buscar su maleta en la bodega y el avión no puede salir hasta localizarla y bajarla.

A veces es la compañía la que se pone de morros y obliga a la fuerza a que un pasajero baje del avión, como le ocurrió a United. Hasta que no lograron bajarle no pudo salir el vuelo. 

Error al repostar

Tan importante es ir con el combustible necesario para hacer un trayecto, como no pasarse del máximo que un avión necesita para una ruta determinada. En caso de que se sobrepase esa cantidad a la hora de repostar en un aeropuerto, se debe tomar un tiempo para vaciar el combustible sobrante del depósito hasta alcanzar la cantidad correcta. 

El queroseno es otro factor más de peso del avión que se debe tener en cuenta, al igual que las maletas, los pasajeros… Por lo que si se pasan de la cantidad, la hoja de carga del avión cambia drásticamente (necesario para equilibrar el balance de los pesos del avión). Esto obliga a eliminar exceso dejando fuera carga o drenando el combustible de más.

Gases indeseables

Ciertos gases que desprenden alimentos o animales a bordo pueden hacer que un vuelo no pueda llegar a despegar porque salta una alarma que impide el despegue. Por ejemplo, el año pasado, unos pasajeros de un vuelo de la aerolínea Wamos Air entre Madrid y Cancún sufrió un retraso de 20 horas por culpa de un cargamento de piñas en la bodega del avión. Al parecer, las piñas desprenden un gas cuando están en ambientes húmedos, motivo que hizo saltar la alarma del avión y que el vuelo se retrasase.

Enfermedad o muerte de un pasajero

Si un pasajero embarca y justo antes de volar avisa de que se encuentra mal, puede implicar que se active un protocolo para comprobar si es apto para seguir en el vuelo o debe ser desembarcado de forma inmediata. Hay personas que usan esta excusa (dolor lumbar, piernas cansadas, pinzamiento estomacal…) para que en última instancia le cambien de asiento o le hagan una subida de clase, pero lo que desconocen es que pueden llegar a perder su vuelo en caso de que estén mintiendo. Si realmente hay un problema de salud, el proceso de bajar al pasajero así como sus maletas puede ralentizar la salida.

En caso de fallecimiento a bordo, una vez el avión aterrice debe venir un juez y hacer un levantamiento de cadáver, incluso se puede dar el caso de que si la muerte es por algún virus que se desconoce, se deba mantener el avión en cuarentena. Esto implicaría que quienes iban a salir en ese avión, vean que su vuelo se retrasa hasta solucionar el problema.

Lanzar monedas en el motor

En junio de 2017, una anciana lanzó 9 monedas al motor de un avión de la compañía China Southern Airlines que salía de Shangái pensando que ese acto le daría suerte. Esto obligó a la evacuación de 150 pasajeros del avión con destino a Cantón. El equipo mecánico tuvo que dedicar tiempo hasta que consiguió dar con todas ellas, sobre todo una, que se había quedado atascada. Este acto “vandálico” hizo que el vuelo se retrasara varias horas.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades