Hay deportes que son una cruz

Unas veces por tradición, otras por casualidad, y otras por pura estupidez, lo cierto es que el planeta está lleno de competiciones peregrinas

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
PARTIDO DE EXHIBICIÓN

En julio, estos aficionados neozelandeses celebraron que comenzaba el Trofeo de las Tres Naciones de rugby con un partido desnudos en la playa. Eso sí, antes, el ritual maorí del haka.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
CARRERA DE BISTECS

La ciudad bávara de Mue­sing sueña todo el año con esta carrera de vacas, en la que cada granjero saca su bólido cárnico a corre­tear por las praderas cercanas al lago Starnberg.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
LAS OLIMPIADAS DE MI PUEBLO

Una de las pruebas estrella de los VI Juegos Campesinos de China fue esta carrera de ruedas de tractor. La competencia es mucha: en el país hay 750 millones de agricultores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡CÓGELA, POR DIOS!

Cada día de Reyes,con la fresca, los búlgaros se lanzan a este lago casi helado de Sofía para coger esa cruz de madera que lanza un cura ortodoxo. El primero, dice la tradición, tendrá buena salud todo el año. Los demás, pulmonía, está claro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
SU PESO EN 'BIRRA'

Campeonato de Norteamérica de Esposa (sí, es una mujer) a Cuestas. Y olé. El que gana se lleva el peso de su mujer en cerveza, cinco veces el peso de la susodicha en dinero, y un pase a la final del Mundial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
BOFETONES EN LA PAZ

Esa lucha aparatosa y amañada que llaman “wrestling” está prendiendo bien justo en la ciudad con menos oxígeno (por la altitud) de Bolivia. Pero allí son mujeres indígenas, las “cholas”, las que se atizan, vestidas con polleras bordadas a mano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡ARRE!

En 2004, los keniatas conmemoraron con avestruces los 100 años de carreras de caballos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
EL PANQUEQUE VELOZ

Los ingleses no solo cocinan mal, sino que lo hacen donde no deben. La Pancake Race consiste en correr unos 400 metros con una sartén en la que las mujeres van dando vueltas a un panqueque (un crêpe). Y así llevan desde el Martes de Carnaval de 1455.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
HAY QUE SER PALETO

En los Summer Redneck (“garrulo”) Games de Georgia (EEUU) ponen pruebas como la de tirarse en plancha al barro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
TRONCO DEL BRASIL

Más mujeres. Las de la tribu brasileña de los xerente fueron de las mejores en las tradicionales carreras de relevos con toras (troncos de entre 35 y 60 kg) que corrieron en los Juegos de las Naciones Indígenas que se celebraron en Porto Seguro, en 2004.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
SE HACEN PORTES

Aquí Otto (pongamos) con su cargamento de heno, dándolo todo en la carrera anual de trineos de Garmisch-Partenkirchen (Alpes alemanes). La cosa es recordar cómo eran allí los portes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano