La primera hora de vida de un bebé: Fotos

Todos estos niños han sido fotografiados en su primera hora. Ellos no lo saben, pero la ciencia empieza a descubrir qué pasa exactamente durante esos 60 minutos y cómo condicionan el resto de nuestra vida

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
PRIMERAS POSTURAS

El fotógrafo Thierry Bouët se apostó durante 6 meses en la maternidad Antoine Béclère, de Clamart (Francia), para cosechar esta colección de “robados”, con permiso de los respectivos padres. Lejos de buscar el “¡oh, qué monos!”, Bouët ha perseguido las visiones más realistas del aterrizaje humano. Aquí las tienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PRIMERAS POSTURAS

El fotógrafo Thierry Bouët se apostó durante 6 meses en la maternidad Antoine Béclère, de Clamart (Francia), para cosechar esta colección de “robados”, con permiso de los respectivos padres. Lejos de buscar el “¡oh, qué monos!”, Bouët ha perseguido las visiones más realistas del aterrizaje humano. Aquí las tienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PRIMERAS POSTURAS

El fotógrafo Thierry Bouët se apostó durante 6 meses en la maternidad Antoine Béclère, de Clamart (Francia), para cosechar esta colección de “robados”, con permiso de los respectivos padres. Lejos de buscar el “¡oh, qué monos!”, Bouët ha perseguido las visiones más realistas del aterrizaje humano. Aquí las tienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PRIMERAS POSTURAS

El fotógrafo Thierry Bouët se apostó durante 6 meses en la maternidad Antoine Béclère, de Clamart (Francia), para cosechar esta colección de “robados”, con permiso de los respectivos padres. Lejos de buscar el “¡oh, qué monos!”, Bouët ha perseguido las visiones más realistas del aterrizaje humano. Aquí las tienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PRIMERAS POSTURAS

El fotógrafo Thierry Bouët se apostó durante 6 meses en la maternidad Antoine Béclère, de Clamart (Francia), para cosechar esta colección de “robados”, con permiso de los respectivos padres. Lejos de buscar el “¡oh, qué monos!”, Bouët ha perseguido las visiones más realistas del aterrizaje humano. Aquí las tienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PRIMERAS POSTURAS

El fotógrafo Thierry Bouët se apostó durante 6 meses en la maternidad Antoine Béclère, de Clamart (Francia), para cosechar esta colección de “robados”, con permiso de los respectivos padres. Lejos de buscar el “¡oh, qué monos!”, Bouët ha perseguido las visiones más realistas del aterrizaje humano. Aquí las tienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PRIMERAS POSTURAS

El fotógrafo Thierry Bouët se apostó durante 6 meses en la maternidad Antoine Béclère, de Clamart (Francia), para cosechar esta colección de “robados”, con permiso de los respectivos padres. Lejos de buscar el “¡oh, qué monos!”, Bouët ha perseguido las visiones más realistas del aterrizaje humano. Aquí las tienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PRIMERAS POSTURAS

El fotógrafo Thierry Bouët se apostó durante 6 meses en la maternidad Antoine Béclère, de Clamart (Francia), para cosechar esta colección de “robados”, con permiso de los respectivos padres. Lejos de buscar el “¡oh, qué monos!”, Bouët ha perseguido las visiones más realistas del aterrizaje humano. Aquí las tienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PRIMERAS POSTURAS

El fotógrafo Thierry Bouët se apostó durante 6 meses en la maternidad Antoine Béclère, de Clamart (Francia), para cosechar esta colección de “robados”, con permiso de los respectivos padres. Lejos de buscar el “¡oh, qué monos!”, Bouët ha perseguido las visiones más realistas del aterrizaje humano. Aquí las tienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PRIMERAS POSTURAS

El fotógrafo Thierry Bouët se apostó durante 6 meses en la maternidad Antoine Béclère, de Clamart (Francia), para cosechar esta colección de “robados”, con permiso de los respectivos padres. Lejos de buscar el “¡oh, qué monos!”, Bouët ha perseguido las visiones más realistas del aterrizaje humano. Aquí las tienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PRIMERAS POSTURAS

El fotógrafo Thierry Bouët se apostó durante 6 meses en la maternidad Antoine Béclère, de Clamart (Francia), para cosechar esta colección de “robados”, con permiso de los respectivos padres. Lejos de buscar el “¡oh, qué monos!”, Bouët ha perseguido las visiones más realistas del aterrizaje humano. Aquí las tienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PRIMERAS POSTURAS

El fotógrafo Thierry Bouët se apostó durante 6 meses en la maternidad Antoine Béclère, de Clamart (Francia), para cosechar esta colección de “robados”, con permiso de los respectivos padres. Lejos de buscar el “¡oh, qué monos!”, Bouët ha perseguido las visiones más realistas del aterrizaje humano. Aquí las tienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PRIMERAS POSTURAS

El fotógrafo Thierry Bouët se apostó durante 6 meses en la maternidad Antoine Béclère, de Clamart (Francia), para cosechar esta colección de “robados”, con permiso de los respectivos padres. Lejos de buscar el “¡oh, qué monos!”, Bouët ha perseguido las visiones más realistas del aterrizaje humano. Aquí las tienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PRIMERAS POSTURAS

El fotógrafo Thierry Bouët se apostó durante 6 meses en la maternidad Antoine Béclère, de Clamart (Francia), para cosechar esta colección de “robados”, con permiso de los respectivos padres. Lejos de buscar el “¡oh, qué monos!”, Bouët ha perseguido las visiones más realistas del aterrizaje humano. Aquí las tienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PRIMERAS POSTURAS

El fotógrafo Thierry Bouët se apostó durante 6 meses en la maternidad Antoine Béclère, de Clamart (Francia), para cosechar esta colección de “robados”, con permiso de los respectivos padres. Lejos de buscar el “¡oh, qué monos!”, Bouët ha perseguido las visiones más realistas del aterrizaje humano. Aquí las tienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PRIMERAS POSTURAS

El fotógrafo Thierry Bouët se apostó durante 6 meses en la maternidad Antoine Béclère, de Clamart (Francia), para cosechar esta colección de “robados”, con permiso de los respectivos padres. Lejos de buscar el “¡oh, qué monos!”, Bouët ha perseguido las visiones más realistas del aterrizaje humano. Aquí las tienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PRIMERAS POSTURAS

El fotógrafo Thierry Bouët se apostó durante 6 meses en la maternidad Antoine Béclère, de Clamart (Francia), para cosechar esta colección de “robados”, con permiso de los respectivos padres. Lejos de buscar el “¡oh, qué monos!”, Bouët ha perseguido las visiones más realistas del aterrizaje humano. Aquí las tienes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Fotoimpactos