6 países donde aún no puedes casarte si eres homosexual

Australia ha sido el último de los países occidentales en salir de esta lista y se suma a los otros 23 que ya lo han legalizado desde el año 2000, pero aún faltan muchos. 

Tras un referéndum no vinculante histórico en el que un 61'6% de la población daba el "sí quiero" al matrimonio entre personas del mismo sexo en noviembre, finalmente el Parlamento australiano ha aprobado el proyecto de ley que legaliza este tipo de uniones. El primer ministro del país, Malcolm Turnbull, ya ha señalado que se trata de un "día para el amor, la igualdad y el respeto. La Australia de mañana comienza con lo que se hace hoy".

La mayoría ha sido aplastante, ya que solo 4 legisladores han votado en contra. Una decisión que ha sido recibida con alegría entre todos los parlamentarios, muchos de los cuales portaban las banderas arcoíris anudadas al cuello. De hecho, el pasado 3 de diciembre, uno de los diputados de la Cámara Baja ya pidió matrimonio a su novio durante el debate de esta ley.

La reforma entrará en vigor el sábado 9 de diciembre.

Otros países

En Europa, Alemania fue el último en conseguirlo el pasado 30 de junio y se sumó así a los otros 13 países que ya lo habían aprobado con anterioridad: Holanda (2000), Bélgica (2003), España (2005), Noruega y Suecia (2009), Portugal e Islandia (2010), Dinamarca (2012), Francia (2013), Reino Unido (2014). Luxemburgo e Irlanda (2015) y Finlandia (2017).

Fuera de Europa, el colectivo LGTBI+ tiene derecho a casarse en Canadá (2005), Sudáfrica (2006), Argentina (2010), Uruguay, Nueva Zelanda y Brasil (2013), Estados Unidos y Puerto Rico (2015), Colombia y México (2016).

El siguiente en hacerlo será Taiwan, una vez que la Corte Suprema del país haya dictaminado que es incostitucional la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo. Una vez se apruebe en el Parlamento, se convertirá en el primer país asiático en reconocer estos derechos al colectivo LGTBI+.

Pero aún quedan países occidentales que no reconocen el matrimonio homosexual o no lo hacen al 100%. Repasamos algunos de ellos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Italia

El caso del país transalpino es parecido al de muchos otros: aceptan las uniones con los mismos derechos que conlleva el matrimonio, pero sin llegar a llamarlo como tal. 

En mayo de 2016, el Gobierno logró la aprobación definitiva del proyecto de ley de uniones civiles de parejas del mismo sexo mediante una moción de confianza planteada a la Cámara de los Diputados. La presión de la Iglesia dentro de una sociedad dividida por este asunto, han hecho que la Ley, aunque saliera adelante, se quede a años luz de las promovidas por los países que han dicho “sí” al matrimonio homosexual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Polonia

A comienzos de 2017, el presidente del país, Andrzej Duda, descartó la posibilidad de que su gobierno llevase a cabo una ley para aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Ni siquiera contemplan la posibilidad de llevar a cabo uniones civiles. 

Se basan en la Constitución de su país que define el matrimonio “como la unión de un hombre y de una mujer”. Polonia es uno de los 6 países de la Unión Europea (junto a Lituania, Letonia, Eslovaquia, Bulgaria y Rumanía) que no se plantean ningún tipo de unión. 

Fuente: Karol Nycz

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Suiza

Es otro de los países donde la homosexualidad está aceptada por la sociedad, pero que a nivel de derechos están a un paso de conseguir el 100% del reconocimiento como matrimonio.

Desde 2007, existe en el país lo que se conoce como Pacto Civil de Solidaridad, que permite la unión entre personas del mismo sexo, pero para la comunidad gay es insuficiente y supondría un paso de gigante que finalmente lo reconocieran como matrimonio para no estar estigmatizados por un documento que les diferencia del resto de la sociedad. 

Además, se exceptúan 3 derechos que van unidos al matrimonio: imposibilidad de adoptar, el acceso igualitario a técnicas de reproducción asistida o conseguir la nacionalidad para la pareja extranjera que pueda formar parte de la unión. 

Fuente: PinkNews

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Israel

En el país, solo se consideran “matrimonios” aquellas ceremonias que hayan sido llevadas a cabo por autoridades religiosas, y ninguna de ellas lo apoya, por lo que no existe la posibilidad de que se celebre el matrimonio homosexual. 

Lo que sí está permitido desde 2006 es que la pareja contraiga matrimonio fuera del país, donde esté reconocido este derecho, para que luego este se apruebe de vuelta a Israel. Tienen los mismos beneficios fiscales y el derecho legal a adoptar niños. 

A pesar de que no tengan trascendencia jurídica, son muchos quienes se animan a hacer bodas en el territorio. Por ejemplo, el alcalde de Tel Aviv, Ron Huldai, casó de esta manera a 5 parejas tras la Marcha del Orgullo de Tel Aviv.

 
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rumanía

El país, cuya religión mayoritaria es la cristiano ortodoxa, no reconoce ningún tipo de unión civil ni de matrimonio entre personas del mismo sexo. La homosexualidad ha sido un tema tabú en el país durante años, tanto es así, que no fue hasta 1996 cuando fue despenalizada y hasta 2001 no se acabó con la última ley anti homosexuales que existía en Rumanía.

Al igual que otros países, en 2008 modificaron por ley la definición de matrimonio dentro de su Código Civil que hasta ese momento decía "entre cónyuges" para indicar expresamente "entre un hombre y una mujer".

Ha habido varios intentos en la última década de regular, al menos, el estado de las parejas que están unidas de forma civil (tanto heterosexuales como homosexuales), pero nunca ha llegado a salir adelante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Perú

En Perú se sigue trabajando para que salga adelante una ley para el matriminio igualitario en el país. En febrero de 2017 se presentó un proyecto de ley que busca instaurar el matrimonio igualitario, una propuesta que implicaría modificar el artículo 234 de su Código Civil y que define al "matrimonio", como la unión de dos personas de diferente sexo. 

Quieren eliminar los terminos de "varón" y "mujer" para indicar solamente que los cónyuges tendrán en su hogar los derechos, deberes y responsabilidades iguales que las de los heterosexuales. Un hecho que les permitiría acceder a seguros de sanidad o compartir bienes, algo que ahora no se contempla ya que ni siquiera están reconocidas las uniones civiles.  

Y es que Perú es uno de los seis países de América del Sur (junto a Bolivia, Guyana, Paraguay, Surinam y Venezuela) que no cuenta con ninguna legislación a nivel nacional para el reconocimiento de uniones del mismo sexo.

Fuente: ItgetsBetter

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Fotoimpactos