10 películas para homenajear a Clint Eastwood

El legendario actor y director cumple 87 años

image

Clint Eastwood es una de las últimas leyendas vivas de Hollywood. Tras ser uno de los actores más taquilleros dle mundo en lad décadas de 1960 y 70, a partir de los años 80 comenzó a ganar también prestigio en su faceta como director, alcanzando el máximo reconocimiento con Sin perdón. Ahora, Eastwood ha cumplido 87 años, y sigue tan cargado de proyectos como en sus mejores tiempos.

Resulta difícil seleccionar solo diez películas de su amplísima filmografía, pero nosotros hemos escogido estas. Nos parecen diez títulos ideales para organizar un pequeño ciclo de homenaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
El aventurero de la medianoche (1982)

Clint rompió radicalmente con su habitual imagen cinematográfica en esta película, también dirigida por él, en la que interpreta a un cantante country tuberculoso en los años de la gran depresión.

 

Acompañado por su sobrino, el personaje inicia un viaje hacia Nashville para participar en el Grand Ole Oprey, el mayor acontecimiento de la música country.

 

Eastwood consiguió aquí una de las mejores interpretaciones de su carrera, y también una de sus películas más emotivas.

 

 

En la cuerda floja (1983)

 Otro intento para romper son sus personajes habituales, fue esta estupendo thriller. El actor encarna aquí a un policía con problemas familias y con tendencias sadomasoquistas, que deambula por los ambientes más sórdidos de Nueva Orleans. Y detrás de él se mueve un psicópata que va asesinando a todas las mujeres que comparte la cama con el detective.

 

La jungla humana (1969)

De regreso a Estados Unidos tras su aventura europea, Clint trabajó por primera vez en esta película con otro director que sería trascendental para su carrera: Don Siegel. 

En este filme, el actor encarnaba a un sheriff de Arizona, que viaja a Nueva York a recoger a un detenido. Pero la fuga del delincuente, obligará a este cowboy moderno a iniciar una cacería del hombre en la ciudad de los rascacielos.

 

Sin quitarse su sombrero vaquero, el personaje de Eastwood se interna en los ambientes más sórdidos y psicodélicos de la gran metrópoli.

 

El éxito de la película propició años después una serie de televisión titulada McCloud.

 

 

Bird (1988)

A Clint Eastwood siempre le ha gustado el jazz, de hecho es un pianista notable y un compositor de cierto talento. Su amor por ese estilo musical quedó bien patente en esta excelente biografía del músico Charlie Parker, al que interpretó Forest Whitaker.

 

En esta ocasión, Clint se limitó a trabajar como director, y la recompensa fue que la crítica y el público por fin empezaron a considerarle uno de los cineastas más interesantes del momento.

 

El fuera de la ley (1976)

Eastwood debutó como director en 1971 con Escalofrío en la noche, un sobrio filme de intriga que, aunque ha ganado prestigio con el tiempo, pero que en su momento pasó bastante desapercibido.

 

De hecho, la crítica no comenzó a fijarse en las virtudes de Clint como cineasta hasta que rodó esta película.

 

Se trata de un magnífico western, sumamente realista, en el que interpreta a un guerrillero confederado que se niega a rendirse tras el fin de la guerra civil, y emprende una especie de exilio voluntario hacia los territorios indios, acompañado por un grupo de renegados al que cada vez se van uniendo más personajes.

 



 

 

El bueno el feo y el malo (1966)

Y probablemente, jamás habría llegado a serlo si en su camino no se hubiese cruzado el director italiano Sergio Leone,  quien le contrató para rodar en Almería un spaguetti western titulado Por un puñado de dólares.

 

Aquel trabajo le llegó a Clint de rebote, después de que actores como Lee Marvin, Robert Mitchun o James Coburn rechazaran el papel. Pero el filme fue un megaéxito inesperado que propició que Eastwood y Leone rodaran otras dos películas juntos: La muerte tenía un precio y El bueno, el feo y el malo.

 

Siendo los tres magníficos, seguramente el tercero de ellos sea el más magistral de todos. Eastwood compartió reparto en esta cinta con Eli wallach y Lee Van Cleef.

 

El filme creó un estilo que cambió el western de forma radical. Además algunos de su diálogos han pasado a la historia del cine:

 

-Hay dos clases de personas los que tienen el revolver y los que cavan... Tu cavas.

 

 

Harry el sucio (1971)

Pero la película que acabó convirtiéndole definitivamente en una de las mayores estrellas del cine mundial, fue este soberbio thriller, dirigido nuevamente por el gran Don Siegel.

 

El papel de policía que actúa a la vez como juez, jurado y ejecutor, le llegó nuevamente de rebote, después de que los más famosos actores de Holywood (John Wayne, Lee Marvin, Paul Newman, Frank Sinatra...) lo rechazaran.

 

Pero Eastwood supo hacerlo suyo y, de hecho, para miles de aficionados, la imagen del actor está unida a la de este detective armado con una Magnum 44.

 

 

Los puentes de Madison (1995)

Clint Eastwood ya había dirigido una película romántica en 1978 titulada Primavera en otoño, pero en ella no trabajó como actor. Su primera incursión como intérprete en el género, la realizó al lado de Meryl Streep en esta inolvidable cinta. Juntos vivieron uno de los romances más conmovedores, tristes y emotivos del cine de las últimas décadas.

Tarántula (1955)

Los inicios de Clint Eastwood en el mundo del cine no fueron sencillos. Los productores solo le ofrecían trabajos en películas de serie B, y su primer papel importante fue en este pequeño clásico de la ciencia ficcón, en el que interpretaba a un piloto de combate. El problema fue que ni siquiera se le veía el rostro.

 

En aquellos años,  Eastwood tenía que recurrir a otro tipo de trabajos (salvavidas en una piscina, guardabosques...) para poder ganarse la vida.

 

Nada hacía intuir que algún día llegaría a convertirse en una superestrella.

 

 

Sin perdón (1992)

Estaba claro que Clint iba a acabar ganando un  Oscar como director. El premio le llegó con este filme que, además, consiguió las estatuillas a la mejor película, al mejor guión y al mejor actor de reparto (Gene Hackman).

Pero, más allá de los premios, Eastwood nos regaló aquí elq ue probablemente sea el último gran western de la historia del cine.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Fotoimpactos