Demostración de que podemos

En una situación de peligro liberamos adrenalina. Esta hormona agudiza los sentidos y hace que tu maquinaria funcione al máximo. En una situación de peligro liberamos adrenalina. Esta hormona agudiza los sentidos y hace que tu maquinaria funcione al máximo

El cuerpo humano al límite se emitirá en España en Discovery Channel, a través de Digital+.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Reserva de emergencia.

En circunstancias normales, almacenamos cantidades extra de ATP, la fuente principal de energía que provoca las contracciones en nuestros músculos. Cuando se produce una situación de emergencia, esta se libera como si fuera un turbo que permite a personas sin entrenamiento empujar una roca de 500 kilos antes de morir aplastados, o huir de una casa en llamas a una velocidad de récord mundial.

Piruetas increíbles.

Tras un movimiento de parkour, un deporte extremo en el que se saltan obstáculos con el cuerpo como instrumento, las rodillas soportan diez veces nuestro peso. La fortaleza de los ligamentos y la acción del cartílago de esta articulación evitan una posible lesión.

¡A la carga!

Durante un partido de rugby, cada jugador soporta cargas violentas sobre los hombros, pecho y espalda equivalentes a 100 kilos. Gracias a la presión de la musculatura, nuestros huesos soportan una tonelada antes de romperse.

Cerrar la puerta.

El tejido muscular tira de los 206 huesos de nuestro cuerpo a modo de palanca. Solo los de los brazos y manos son capaces de vencer la resistencia de un viento huracanado a más de 50 km/h.

El hombre menguante

Si viéramos a un maratoniano por dentro mientras corre, observaríamos cómo a las dos horas de realizar un ejercicio intenso, el cerebro da la orden de consumir energía de las reservas de grasa corporal. Es como si el cuerpo se comiera a sí mismo.

No hay dolor

Cuando ­los sensores del dolor se activan, la corriente eléctrica que viaja al cerebro puede ser bloqueada por la liberación de endorfinas. Los monjes shaolines lo hacen conscientemente.

El músculo bomba.

Un corazón entrenado es capaz de bombear 35 litros de sangre en el tiempo en que el resto bombeamos 5. Esto da un aporte ­­de oxígeno extra tal que permite, por ejemplo, nadar durante siete horas sin fatigarse.

La vista

En una persecución a 160 km/h, nuestros ojos son capaces de distinguir entre 10 millones de colores, cambiar el enfoque en milisegundos, detectar cualquier objeto en movimiento en 180 grados y enviar esta información al cerebro a 300 km/h.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano