7 asteroides que destruyeron (o casi) la Tierra... en el cine

Con motivo del Día Mundial del Asteroide, repasamos algunas de las películas más famosas sobre estos cuerpos celestes

image

A los humanos nos fascinan los apocalipsis. Eso explica el gran éxito que, de siempre, han tenido las películas catastróficas. Y, en ese subgénero destacan aquellas en las que nuestro planeta se va a la porra por causa de la colisión de un asteroide, un cometa o un meteorito del tamaño de Alaska. Aquí repasamos las más famosas. Algunas seguro que las habéis visto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Melancholia (2011)

El fin del mundo según Lars Von trier. Y, realmente, resulta tan angustioso como pueda parecer a priori. Las imágenes finales con los protagonistas sentados a la espera de que el gigantesco cuerpo celeste se estrelle contra nuestro planeta, son tan angustiosas como poéticas.

Cuando los mundos chocan (1958)

Una película malrrollera donde las haya. Este clásico de la ciencia ficción de serie B cuenta como un asteroide está a punto de colisionar con la Tierra, lo que provocará un cataclismo que acabará con todo rastro de vida. Pero un grupo de millonarios y científicos financia un proyecto que salvará a un grupo de elegidos, llevándolos a vivir a un planeta habitable. Empieza así la lucha por la supervivencia, la desesperación por formar parte de ese grupo de escogidos. Sinceramente, nunca hubo otra película en la que desease tanto que los protagonistas, los dichosos escogidos, la palmasen también.

Armageddon (1998)

 Esta es una de las pocas veces en las que nuestro planeta se salva de la destrucción total. Pero, claro, es que estaba Bruce Willis en el reparto, y, claro, a un tipo que sobrevivió a varias junglas de cristal no se lo va a cargar un simple meteorito.

 

Un asteroide está a punto de colisionar contra la Tierra, y la Nasa envía al espacio a un grupo de rudos petroleros, para que lo perfores, lo rellenen con varias bombas nucleares, y lo destruyan antes del cataclismo.

 

La premisa puede ser científicamente improbable, pero la película es realmente entretenida.

 

alva de la destrucción total. pero, claro, es que estaba Bruce Willis en el reparto.

Un asteroide está a putnod e colisioanr contra la Tierra, y la Nasa envía ale spacio a un grupo de rudos petroleros, apra que lo eprfores, lo rellenen conv arias bombas nucleares, y lo destruyan antes del cataclismo.

La premisa peude ser cientificamente improbable, pero la película es realmente entretenida.

Meteoro (1978)

La versión setenteradel cataclismo espacial. La NASA pide la ayuda de Sean Connery para destruir al asteroide de turno. Y lo consigue. Pero, con la mala fortuna que quedan dos pedazos que caen sobre la Tierra, destruyendo Nueva York y Hong Kong. Y cargándose a varios de los miembros del reparto integrado por ilustres veteranos (Henry Fonda, Trevor Howard, Karl Malden...).

Deep impact (1997)

La más aburrida de todo el ciclo, para que engañarnos. Pretende mantener el equilibrio entre la espectacularidad y el rigor, y trazar un retrato más o menos certero de las reacciones del ser humano ante la inminencia de un cataclismo. Pero, no lo consigue. Y, además, tampoco resulta tan impactante como sugiere el título.

Al final todos mueren (2013)


Si hubo alguna vez una película cuyo título sea un espoiler total, es esta que, además, es la aportación española al subgénero.

 

Se trata de un filme de episodios que describe la inminencia del fin del mundo desde varios puntos de vista. Destaca, especialmente, el que narra como la cercanía del apocalipsis, desata una epidemia de romanticismo ñoño entre los habitantes de la Tierra.

 



 

 

Buscando a un amigo para el fin del mundo (2012)

¿Se puede convertir el apocalipsis en una comedia romántica? Pues sí, se puede. Y aquí teneis el ejemplo. La víspera de que un asteroide choque contra nuestro planeta y lo destruya completamente, el personaje de Steve Carell inicia una carrera contra reloj para encontrar a la chica de la que estuvo enamorado en el instituto, y confesarle lo que siempre ha sentido por ella.

¡A buenas horas!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades