El Hombre de Negro: Ondas de sonido que bailan

Conseguimos que las ondas de sonido dejen de ser invisibles

Motivo de diversión: ¡Las ondas de sonido dejan de ser invisibles! No las podemos ver, pero están ahí. Y les gusta salir de fiesta.
Qué enseña: El efecto de ondas de Faraday sobre una mezcla de agua y almidón de maíz. Además, esta especie de maicena resultante explica el comportamiento de los fluidos no newtonianos, sustancias cuya viscosidad varía con la temperatura y la tensión cortante que se le aplica.
Qué necesitas:

Unas cucharadas de almidón de maíz (por ejemplo, Maicena) Agua para hacer la mezcla Un subwoofer MP3 o similar para conectar al subwoofer con música navideña Colorantes de diversos tonos Una bandeja para colocar el “pastiche” Supervisión adulta
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cómo se hace

Pon en un bol unas cucharadas de Maicena y agrega agua con el fin de hacer una papilla que, en un principio, parece bastante líquida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Notarás que cada vez te cuesta más mover la cucharita, es como si el almidón de maíz se estuviese transformando en cemento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pon la bandeja sobre el altavoz y vierte un poco de mezcla encima. Añade gotas de colorantes de diversos colores repartidos sobre la pasta, para que los niños puedan ver las ondas de sonido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Dale caña a los villancicos y sube a tope el volumen del subwoofer. Verás como las ondas de sonido dejan de ser invisibles y salen a bailar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Fotoimpactos