12 grandes fotos para alimentar al planeta

Alimentar el planeta, el mayor desafío del siglo XXI

¿Qué vamos a comer mañana? ¿Cómo vamos a satisfacer las necesidades de un mundo que será el hogar de más de nueve mil millones de personas para el año 2050?  ¿Cómo podemos garantizar una adecuada y de alta calidad, el suministro saludable y sostenible de alimentos para toda la humanidad? Este es el tema de la próxima Exposición Universal que se está celebrando en Milán del 1 mayo-31 octubre.
2015, abordando el tema de: "Alimentar el planeta, energía para la vida".
141 países, entre ellos Francia, participan en este evento.

En esta 12ª edición del Festival de fotografía La Gacilly, pueblos y naturaleza, no se podía ignorar esta gran exposición y paralelamente este año el país invitado es Italia.

Un viaje a través de los arrozales, plantaciones de cacao y café, plantaciones de árboles frutales, las cocinas de familias de todo el mundo y la realidad de los pueblos de Italia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Granja de gallinas

© George Steinmetz / Cosmos

Ventanas a la agricultura intensiva

Granja Mantiqueira, la mayor fábrica de huevos en América Latina (2,7 millones de huevos puestos cada día), Brasil.

Nuestras alimenticias son un peligro significativo para nuestro planeta. Responsable de las emisiones de gases de efecto invernadero más que todos los coches, aviones y trenes combinados. También se destruyen los hábitats naturales de algunas especies en peligro de extinción, la agricultura es también un peligro para la biodiversidad y responsable de la aceleración de la extinción de especies.
Los enormes desafíos ambientales generados por la agricultura son cada vez más acuciantes
mientras luchamos para satisfacer las necesidades crecientes de alimentos de todo el mundo.
Por desgracia, el debate en torno a estos temas cruciales ha llegado a un punto muerto. Por un lado, los partidarios de los métodos de cultivo convencionales afirman que la mecanización, el riego,fertilizantes y la modificación genética aumentan sus rendimientos. Y tienen razón. Pero, por otra parte, los defensores de la agricultura ecológica creen que los pequeños agricultores pueden producir los mismos resultados mediante la adopción de técnicas diseñadas para mejorar la fertilidad del suelo, sin el uso de fertilizantes químicos.
 El verdadero reto consiste en resolver la crisis mundial de alimentos al tiempo que se reducen los efectos perjudiciales para el medio ambiente.
Nacido en 1957 en Beverly Hills, George Steinmetz es conocido por su fotografía aérea. Aquí, su fotografía revela otra forma de gigantismo: la de la agricultura intensiva en todo el mundo, y especialmente en China, Brasil y Estados Unidos. Desde 1986, George Steinmetz ha producido más de 40 trabajos para National Geographic y ha sido galardonado con varios premios por su trabajo, entre ellos dos premios World Press Photo y el premio Alfred Eisenstaedt de la revista Life.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En la mesa del mundo

© Peter Menzel / Cosmos

La familia Revis en su cocina, suburbio de Raleigh, Carolina del Norte, Estados Unidos

Peter Menzel y su esposa Faith D'Aluisio fueron invitados a cenar en 30 hogares en 24 países. Su objetivo no era simplemente  comer y disfrutar, si no explorar, documentar y analizar la más antigua de las prácticas sociales humanas: compartir una comida. En los últimos veintitantos años, los hábitos de alimentación han ido cambiando en todo el mundo a un ritmo rápido. No hay necesidad de complejos estudios académicos para entender las consecuencias. La combinación de los países ricos sobrealimentados y los hábitos alimenticios de los países pobres están provocando el deterioro de la salud en todo el mundo. Algunas ONG están tratando de erradicar el hambre en todo el mundo, mientras que otros están ocupados lanzando campañas contra la obesidad.  Peter Menzel y Faith D'Aluisio tomaron un retrato de estas familias rodeadas de una semana de comida. Han documentado meticulosamente cada detalle de la casa y los hábitos. El resultado es un verdadero atlas culinario del mundo. Peter Menzel es un reportero gráfico que ha trabajado para algunos de los títulos más prestigiosos, incluyendo National Geographic, Le Figaro, Paris Match, Der Spiegel, El País. Libros Material World. Viven en Napa, California, con sus cuatro hijos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alimentos primitivos

© Matthieu Paley

Valle de Hunza , en las montañas de Karakoram, Paquistán.

Etnología Nutricional

¿Qué pasa si comer como sus antepasados podría mejorar su salud? En 2.050 habrá dos mil millones de bocas que alimentar, la cuestión del tipo de dieta ocupa un lugar central en este debate. Dado que la agricultura fue inventada hace 10.000 años y la carne y los productos lácteos son el centro del consumo humano. La conclusión es que si no cambiamos nuestros hábitos alimenticios, corremos el riesgo de agotar rápidamente los recursos del mundo. Inspirándose en un plan de alimentación que se asemeja al cazador-recolector tribal, esta dieta consiste principalmente en semillas crudas, nueces, frutas y verduras, es una solución potencial que actualmente se está estudiando en profundidad por especialistas de nutrición en todo el mundo.
En Creta (Grecia), Malasia, Afganistán, Pakistán, Tayikistán y Groenlandia, el reportero gráfico Matthieu Paley se embarcó en una misión para captar imágenes de las últimas tribus que todavía siguen una "dieta primitiva"'de albaricoques secos, remolacha, naranjas, hojas de geranio frito y algas marinas cocidas en ensalada. Es absolutamente crucial para estudiar los hábitos alimenticios de estas tribus. En unas pocas décadas algunos, sin duda, habrán desaparecido - y con ellos conocimientos nutricionales que pueden ser una valiosa fuente de información en nuestra búsqueda por encontrar una forma de gestionar los recursos.Y hay más: mientras que ahora se ha demostrado que la invención de la agricultura y el consumo por los seres humanos de carne y alimentos cocinados permitió desarrollar cerebros más grandes que sus antepasados, la investigación también indica que estos mismos antepasados eran inmunes a desarrollar algunas de nuestras enfermedades de hoy en día, enfermedades tales como problemas del corazón, presión arterial alta, diabetes, cáncer e incluso el acné. Por cultivar la tierra y mantener el ganado en lugar de la caza y la recolección los seres humanos cambiaron cuerpos más fuertes por una manera más simple y más segura de vida.
Matthieu Paley es un fotoperiodista nacido en Francia. En los últimos 15 años, ha viajado por todo el mundo trabajando en particular para National Geographic, para quienes lleva a cabo
este trabajo de largo plazo sobre "Alimentos primitivos".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El granero del mundo

© Robin Hammond / Panos Pictures
Retrato de Fatima Alex, 23 años, Mozambique
Africa: ¿El futuro granero del mundo?
África es el continente más hambriento del mundo, sin embargo, paradójicamente, es también una de las pocas regiones que quedan en la tierra con millones de hectáreas de tierra sin cultivar y abundantes suministros de agua.
Entre 1960 y 2000, sin embargo, el África poscolonial no sufrió la misma revolución verde experimentada en los Estados Unidos, China o la zona euro, todos los cuales vieron doblada su producción de granos gracias a fertilizantes y semillas de alto rendimiento.
Sin embargo, desde 2007, los precios del maíz, trigo, arroz y soja se han disparado, por lo que los mayores grupos agrícolas están mirando hacia las tierras cultivables en África. Los inversores quieren alquilar o comprar tierras en los países donde los metros cuadrados son muy baratos, donde Gobiernos y compradores trabajan juntos a expensas de los habitantes locales cuyas tierras y derechos de propiedad son ignorados o pisoteados. ¿Por qué este repentino interés renovado en África? El continente hoy tiene poco que ver con el estado en que estaba al final del siglo XX. La deuda nacional se ha reducido y las elecciones pacíficas y democráticas están en aumento. La economía del África subsahariana  ha mostrado un crecimiento anual significativo de alrededor del 5% en los últimos diez años - muy por delante de la Unión Europea y los Estados Unidos.
Todo el continente se ha transformado en un laboratorio donde nuevos métodos de producción de alimentos están siendo probados. El objetivo: mejorar el rendimiento de la cosecha para alimentar mejor a la población del continente africano y exportar productos excedentes que ayuden a alimentar a todo el planeta.
Desde las plantaciones de aceite de palma de Liberia, los trigales Etiopía, loscampos de arroz de Bananalandia en Mozambique; Robin Hammond ha viajado por todo el ancho de África para la revista National Geographic.
Las fotos que ha traído cuentan la historia de un continente dedicado a una verdadera odisea agrícola - y que también tendrá que enfrentar el fantasma del calentamiento global. El continente africano tendrá que asegurarse de que no pierda en el proceso, y que protege sus recursos. Debe convertirse en el granero del mundo, pero no su despensa.
Nacido en Nueva Zelanda, hoy Robin Hammond vive en Francia. Ha ganado varios premios, incluyendo el premio Eugene Smith y cuatro premios de Amnistía Internacional. Este no es su primer trabajo en África, con su trabajo sobre el aislamiento de los pacientes psiquiátricos en Sudán ganó un premio World Press Photo en 2014

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Grosellas

© Irene Kung

La artista Suiza Irene Kung, nacida en Berna (1958) ha cursado sus estudios en Suiza, Francia, Italia, España y Estados Unidos. Ha tenido diversas exposiciones por todo el mundo en ciudades como Nueva York, Chicago, Buenos Aires, Londres, Roma o Milán entre otras muchas y su visión personal y esa iluminación tan puntual han dotado a sus imágenes de una absoluta fuerza y belleza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Adiós África

© Mirella Ricciardi

Kenya
"Descubrí un mundo en el que la esencia de África seguía intacto." Mirella Ricciardi tenía
36 años cuando decidió fotografiar y documentar las últimas tribus de África, un proyecto que iba a tener 13 años para completar. "Me sentí como un pintor delante de un inmenso lienzo en blanco ".
Mirella Ricciardi tenía la suerte de haber experimentado este abandono de África de primera mano.
Su padre italiano era un exiliado de la Italia de Mussolini en 1926 y su madre era una estudiante de Auguste Rodin que vivía en un pequeño estudio parisino. La pareja se conoció durante un safari en 1928. En 1931, Mirella Ricciardi nació en Kenia, un año después de que sus padres llegaran al país. Su infancia transcurrió en una gran casa de estilo italiano en la orilla del lago Naivasha, donde jugaba con los animales en lugar de juguetes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Peluquería ambulante

© Emanuele Scorcelletti

Le Marche, Italia, 2015
Un retorno a las raíces:la nostalgia de Le Marche.
Pocos fotógrafos pueden afirmar que han prestado su nombre a una expresión común. Sin embargo, en los círculos fotográficos "hacer un Scorcelletti 'se ha convertido en taquigrafía técnica: nadie más tiene tan magnificas capturas del festival de Cannes. Su fotografía de Sharon
Stone en la alfombra roja, iluminada por una docena de cámaras que parpadean ganó el premio World Press foto en 2002 y fue vista en todo el mundo.
Nacido en 1964 en Luxemburgo, pero un parisino de adopción, Emanuele tenía muy poco contacto con su patria verdadera, la región de Marche de Italia. Después de la muerte de su padre, decidió volver a sus raíces utilizando la fotografía como vehículo para ello realizó una serie de viajes por la región.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Realidad en blanco y negro

© Mario Giacomelli

Scanno, Italia.
Scanno es un municipio italiano de 2.043 habitantes de la provincia de L'Aquila, en la región de los Abruzos (Italia central).
Mario Giacomelli (1925-2000). Nacido en la pobreza el 1 de agosto de 1925 en la región italiana de Marche, en la localidad de Senigallia que fue siempre un referente en su vida y una influencia en su obra. Su padre murió cuando el tenia nueve años. Entonces dejó la escuela para trabajar como tipógrafo en una pequeña imprenta en su pueblo, tomando las riendas cuando su jefe se retiró. Llegó a la fotografía mucho más tarde, con su primera fotografía que data 1956. Rápidamente se liberó de las normas técnicas de la época.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El pequeño relojero

© Piergiorgio Branzi / Contrasto

Piergiorgio Branzi, nacido en Florencia en 1928, es el experto en el arte de combinar un don para la poesía con un amor por el detalle:
"Comencé a tomar fotografías en la década de 1950 después de haber visto una exposición de Cartier-Bresson en Florencia "Rápidamente llegué a comprender que la fotografía podía expresar más que las palabras"
Sus imágenes documentan las diferentes facetas de la sociedad italiana de la época: los niños, los campesinos, las clases medias y los miembros del clero.
Periodista de profesión, Piergiorgio Branzi fue contratado por la empresa nacional de radiodifusión de Italia (RAI) que le envió como corresponsal a Moscú a principios de la década de 1960. Fue allí donde creó una de sus obras más famosas, "Diario de un moscovita".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El hombre pájaro

© Paolo Ventura

Cuento de invierno.

Historias sin palabras
"Yo dejé la escuela desde una edad temprana." Cuando se le pregunta Paolo Ventura como consigue su creatividad responde "Cuando me di cuenta de que la mañana era el momento perfecto para hacer lo que tenía que hacer, empecé a faltar a clases".
Hijo de un ilustrador, Paolo Ventura (nacido en 1968 en Milán) y su hermano fueron criados
con las historias y dibujos de su padre. Este sentido del asombro y de la pasión infantil todavía se aprecia en su estilo narrativo salpicado de artistas callejeros, teatros y cines, que recuerda
a algunas composiciones de Toulouse-Lautrec. Comienza  inventando una historia, esbozando un borrador en el papel antes de construir una versión en miniatura 3D de la escena que luego fotografiara.
Antes de dedicarse a su verdadera vocación, Paolo comenzó su carrera como fotógrafo de moda, sobre todo para Elle y Marie-Claire. En 2004 se muda a Nueva York, donde trabajó en sus primeras colecciones: Guerra Souvenir y El Autómata, basado en las historias que su padre y su abuela le contaban cuando era niño. Las escenas de Paolo Ventura están teñidas de nostalgia y evocan fugaces momentos de Italia en tiempos pasados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los colores de la Tierra

© Franco Fontana

Paisaje en Puglia, Italia

"La creatividad significa fotografiar lo que imaginas, en contraposición a lo que es". Con esta frase pronunciada durante una de sus conferencias en 1997, Franco Fontana define su obra. Su fotografía de paisaje es pura y sobria, como mosaicos que forman un espacio casi abstracto.
Nacido en Módena en 1933, Franco Fontana comenzó a tomar fotos a principios de 1960. Dieciocho años después publicó su libro Horizonte y se convirtió en uno de los artistas más emblemáticos de la fotografía italiana, gracias a su notable trabajo sobre la relación entre los colores, el espacio, la forma y la luz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tierras Devastadas

© Paolo Pellegrin / Magnum Photos
Paolo Pellegrin es uno de los fotoperiodistas más aclamados en el mundo. También es uno de los más prolíficos,  su trabajo de los Oscar en Los Ángeles, Camboya, Irak con
la caída de Saddam Hussein, Indonesia tras el tsunami de diciembre de 2004,
Louisiana destrozada por el huracán Katrina, y Haití devastada por el terremoto de 2010.
El año pasado, sus fotos se usaron en el último álbum del grupo musical U2.
Paolo Pellegrin nació en 1964 en Roma. Estudió arquitectura antes de dedicarse a la fotografía. Entre 1991 y 2001, estuvo representado por la agencia VU en París, convirtiéndose en un miembro de la prestigiosa agencia Magnum en 2005. Ha publicado gran número de libros .Su trabajo es siempre una combinación de informe documental y la fotografía artística.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Fotoimpactos