Belleza al límite

Las fotografías deportivas más espectaculares son obras de arte que captan momentos que parecen imposibles

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
La mujer líquida

“Fluye como el agua”, sentenció Bruce Lee. Es como si hubiera visto esta foto. Durante una competición en 2014, la cámara captó ese instante mágico en el que el cuerpo de la nadadora Belinda Hocking parece licuarse.

A prueba de roturas

Da la sensación de que fuera a desarticularse. Pero nada más lejos de la realidad. Las articulaciones de la gimnasta rusa Margarita Mamun funcionan perfectamente, y son tan flexibles que le permiten realizar estos movimientos casi impensables.

Danzando con la pelota

El sepak takraw es un deporte exclusivo del Sudeste Asiático que tiene ciertas similitudes con el voleibol, con la diferencia de que solo pueden golpear el balón con los pies. Eso obliga a los jugadores a realizar movimientos que se asemejan a las coreografías del ballet, como se ve en este instante de un partido entre Malasia y Tailandia.

El jinete eléctrico

Christopher Ren realizando el ejercicio de caballo con arcos. Solo se puede tocar la montura con las manos; por eso, el éxito depende (además de la fuerza de los brazos) de la celeridad con la que mueva las piernas.

Speedy nadal

¿Hay mejor forma de simbolizar la rapidez a la que se mueve Rafa Nadal (en la foto)? En un partido de cinco sets, recorre una media de casi 5.000 m, a una velocidad que a veces alcanza los 25 km/h. Lo de su saque ya es algo portentoso: ha llegado a lanzar la bola a 200 km/h.

Fantasmas en el césped

El timelapse consiste en tomar una imagen con un tiempo de exposición muy largo. Esta técnica consigue un efecto de estela. Como en esta imagen de un partido de 2015 entre Arabia Saudí y Corea del Sur que muestra a varios jugadores fundidos en lo que parece un único movimiento.

Perfectamente sincronizados

Tras cada vuelta, los participantes en una competición de patinaje de velocidad deben intercambiar las calles por las que corren. Es una operación delicada en la que existe el riesgo de chocar si no se mueven de forma armónica.

Hacia el infinito…

Al saltar, los esquiadores, como Nicholas Fairall (en la foto), alcanzan en el momento del despegue los 100 km/h. El gran angular de la cámara logró deformar las luces para que este salto nocturno adquiriera un toque cosmológico.

Todo nos da vueltas

Recorrer 4 km de pista circular a toda velocidad provoca el efecto de que el mundo se deforma con cada giro. La cámara lo captó a la perfección en esta foto del equipo femenino británico de ciclismo de persecución.

Escuela de sirenas

La natación sincronizada es un deporte muy agradecido para los fotógrafos. Sus complejas coreografías les permiten obtener composiciones artísticas, como esta de la selección china.

Sostenida en el vacío

La nadadora china Huang Xiaohui en pleno salto durante una competición celebrada en 2010. Aunque sus músculos están al máximo de su tensión por el esfuerzo, la cuidada armonía de sus movimientos provoca la engañosa sensación de que estuviera flotando en ingravidez.

Jinetes en el cielo

Una cámara con disparador automático situada a ras del suelo fue la manera de obtener esta espectacular toma de una carrera de saltos en Inglaterra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades