El placer del riesgo

Caminar sobre el abismo, dormir suspendido en el vacío... Hay que estar hecho de una pasta especial para saborear el placer del riesgo

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Siempre en la cima

Con 18 años, Marat Dupri se compró una cámara Canon. Desde entonces, este joven ruso se encarama a los lugares más altos para autorretratarse en arriesgadas poses.

Sueños muy elevados

El aventurero urbano Igor Scotland se echó una “cabezadita” de doce horas sobre una lona situada a 30 m de altura, en Viena.

Zambullida sin trampolín

Desde treinta metros de altura se lanzó con su kayak el deportista Todd Wells al fondo de una cascada del Río Salmón, en Idaho. Salió ileso.

Amenaza Blanca

El llamado hielo-spray, como el de las cataratas Helmcken (Canadá), es muy peligroso para los escaladores. No está hecho solo de agua, sino de salpicaduras mezcladas con aire, lo que hace que sea menos sólido y se desprenda con facilidad.

El aperitivo del vulcanólogo

El investigador Simon Turner se tomó una cerveza y puso sus nubes de malvavisco a tostar en el interior de un volcán en Vanuatu. Eso sí, usó una caña de 4 m para acercarlas a la lava.

Más dura será la caída...

El acróbata Nick Wallenda batió el record del mundo al cruzar el cielo de Chicago sobre un cable de acero con el grosor de una moneda de diez céntimos situado a 180 m de altura.

Carne de gallina

Muchos escaladores han subido las paredes heladas del Aubun Ice Canyon en Massachusetts. Pero este hombre, llamado Sam lo hizo desnudo. Y en las fotos se aprecia cómo su piel se pone morada del frío.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades