Grandes dormilones de la historia

Sórprendente conociendo qué importantes personajes de todos los tiempos han sido conocidos por su afición a dormir

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ronald Reagan

El poder de dormir El que fuera presidente de EEUU (1981 - 1989) confesó a un periodista: “No importa la hora que sea, despiérteme aunque estemos en plena reunión de gabinete”.

Josep Pla

Comentó en una entrevista concedida a Joaquín Soler Serrano en el programa A fondo que dormir era esencial en su vida. Pla se despertaba a las once de la mañana, bebía un zumo de naranja y volvía a la cama.

Yogi Berra

Famoso jugador de béisbol, desarrolló parte de su carrera deportiva en los New York Yankees. Dijo con cierta ironía: “Hago siestas de dos horas, desde la una hasta las cuatro de la tarde”.

René Descartes

Escribió El discurso del método, considerada una obra clave de la filosofía moderna. Para pensar bien, René Descartes necesitaba dormir diez horas diarias.


Albert Einstein

Como Descartes, el autor de Sobre la teoría de la relatividad destacó como uno de los grandes pensadores de la historia y también necesitaba dormir algo más de diez horas diarias.


William Styron

Este escritor americano ganó el Pulitzer con Las confesiones de Nat Turner. Necesitaba largas jornadas de sueño para imaginar las tramas y sus personajes.

Winston Churchill

En Londres hay un pequeño museo llamado The Churchill War Rooms. Dentro se ubica una habitación de techos reforzados contra los bombardeos y una cama sencilla. Allí Winston Churchill hacía sus siestas, que le ayudaban a pensar las estrategias militares contra Hitler durante la Segunda Guerra Mundial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades