Cómo limpiar los faros del coche

Consigue unos faros a estrenar, aunque tu coche no sea tan joven

La mayoría de los faros están hechos de policarbonato, un plástico duradero y resistente a las rayaduras, pero que se empaña con el tiempo, sobre todo debido al efecto de los rayos UV. Por suerte, hay muchos productos preparados para ayudarte a devolverles su lustre. Para probarlos, me dirigí a un desguace municipal y me llevé los faros más sucios y velados que tenían. Cuando llegué al garaje de Popular Mechanics, pulí solo la mitad de cada faro empleando productos diferentes para cada una, con la esperanza de conseguir impactantes imágenes del antes y el después. En menos de media hora, el desastre se convirtió en esplendor. También probé a aplicar sobre un mismo faro una tira de cada producto, con idea de aplicar mejor la diferencia. Todos funcionaron, pero algunos se alzaron como favoritos. Este es el proceso:

Preparación: Frótalo con limpiacristales o agua y jabón. Sécalo y cubre con cinta la zona que rodea los faros para asegurarte de que no lijas la pintura, o extrae los faros.

Lijado: Todos los productos llevan un abrasivo como papel de lija, úsalo a fondo, porque es el paso principal. Cuando termines, el faro debería estar opaco y sin manchas amarillas.

Pulido: le devuelve la transparencia.

Sellado UV: Solo probamos productos que llevaran esta sustancia. Con el lijado se va cualquier protección que tuviera el faro, por lo que resulta esencial aplicarla para evitar que vuelva a estropearse en unas semanas.

Si sigues las instrucciones, obtendrás buenos resultados con todos los productos, que puedes encontrar en tiendas o por internet.

Traducción: Pilar Gil Villar

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3M kit renovador de faros

Puntuación: 4 estrellas Precio: 30 €

A favor: Como pudimos usar nuestra taladradora de mano para los tres pasos de lijado y para el pulido, la tarea de readecentar nuestro faro de prueba se nos hizo corta.

En contra: En las curvas y los rincones a los que no se llegaba bien con la taladradora, tuvimos que terminar el lijado a mano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Meguiar’s Heavy Duty Series Headlight Restoration Kit

Puntuación: 4,5 estrellas Precio: 60 €

A favor: Nos resultó raro lijar a mano y pulir con la taladradora, pero lo entendimos al ver el resultado: resplandeciente. Un compañero que rondaba por allí comentó que el faro con el que trabajábamos parecía recién estrenado.

En contra: Nada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sylvania Headlight Restoration Kit

Puntuación: 5 estrellas Precio: 20 €

A favor: Nos impresionó lo transparentes que dejaba los faros y nos encantó la garantía para toda la vida. Si tus faros vuelven a velarse, Sylvania te devuelve el dinero.

En contra: El buen final necesita esfuerzo, este kit fue el que más sudor nos costó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vuelve a ajustarlos

Si has quitado los faros para limpiarlos, tendrás que alinearlos después de volverlos a colocar. Aquí tienes unas sencillas indicaciones para no errar en tu objetivo.

Paso 1
Aparca en una superficie nivelada, a pocos centímetros de la puerta del garaje o la pared de un gran edificio.

Paso 2
Marca con tiza los puntos en los que impacta el haz de luz de los faros.

Paso 3
Retrocede 7,5 m (aproximadamente, la longitud de dos coches). La luz de cruce debería ir directa a las marcas y rodearlas unos centímetros.

Paso 4
Si no, ajusta los faros con sus dos juegos de tornillos: uno para arriba y abajo, y otro para izquierda y derecha.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades