Navidad: Efectos negativos

La fiesta blanca tiene un lado oscuro. Tanto física como psicológicamente, nos afecta de distinto modo. Si no nos cuidamos, sus efectos serán visibles el resto del año

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más pacientes

Las Urgencias tienen un 20% más de demandas, sobre todo por trastornos digestivos, según la Sociedad Española de Patología Digestiva. También hay más casos de crisis de gota, anginas de pecho, subidas de tensión y comas en pacientes diabéticos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Trastornos alimentarios

Aumenta un 20% el número de trastornos alimentarios, tipo anorexia y bulimia, detectados por familiares o amigos. Se debe en gran parte a la abundancia de reuniones en las que comemos delante de los otros, con comida abundante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Depresiones

El bajón anímico aumenta hasta un 40%. Aparece un tipo de depresión similar a la común, pero agravada por la carga emocional de la Navidad: tristeza, melancolía, añoranza, pensamientos negativos, trastornos del sueño, falta de apetito y rechazo de los festejos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Malo para la vejez

Las celebraciones tienen un impacto mucho mayor en los ancianos, más vulnerables a la tristeza debido a sus limitaciones físicas y achaques emocionales, y de salud. El recuerdo de tiempos pasados, sumados a quienes ya no están, agrava ese sentimiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Violencia doméstica

En Navidad hay un repunte de la violencia de género, debido a las reuniones familiares, conflictos con los preparativos y las horas de convivencia. Algo similar a lo que sucede durante el verano. Lo más adecuado es anticiparse a lo que sucederá, para estimular la paciencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades