Las más asombrosas pinturas hechas... ¡con luz!

Tendencia que causa furor en el mundo del arte: pintar con luz. Los neones, las bombillas y los láseres invaden las galerías

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuadros de luz

Janne Parviainen no necesita manipular digitalmente sus fotografías. Le basta con usar decenas de fuentes luminosas (linternas, luces estroboscópicas...) y un período de exposición de 30 minutos para conseguir este surrealista efecto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un sitio apartado

Es lo que se necesita para realizar esta técnica, ya que, según Darren Pearson, autor de esta foto: “Lo más difícil es encontrar un lugar donde no haya excesiva contaminación lumínica. Aunque se pueden hacer a plena luz del sol, es de noche cuando se consiguen los mejores efectos”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Te atreves a mover el esqueleto?

También es posible hacerlo. Darren Pearson ha creado vídeos con esa ilusión de movimiento combinando hasta setecientas imágenes de algunas de sus creaciones en diferentes posiciones. Una técnica muy parecida a la de stop motion.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Picasso, artista del aire

En 1949, Gjon Mili realizó una serie de fotos de light painting con Picasso para la revista Life. Entre ellas, la de la izquierda, en la que el pintor malagueño crea un centauro con luz, y que ha servido de inspiración a algunos artistas como Darren Pearson, autor de las dos imágenes anteriores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El hombre que no estaba allí

Janne Parviainen utilizó haces de leds para trazar la figura del hombre tendido. La imagen necesitó una exposición de cámara de 24 minutos. Pero el modelo ya se había levantado; dejaba tras de sí su silueta luminosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sol artificial

Quinientas bombillas fueron necesarias para crear este sol artificial expuesto en la Tate Gallery de Londres. Se trata de una obra del artista Olafur Eliasson titulada Weather project.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un paseo psicodélico

El escultor británico Alan Parkinson es el creador del concepto Luminarium, una estructura laberíntica de 800 m que sumerge al visitante en un mundo de coloridas luces.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Neones contra la intolerancia

El artista Bruce Nauman usó tubos fluorescentes para esta obra expuesta en Hamburgo. Se titula Cinco hombres marchando, y es un homenaje a los prisioneros judíos usados como esclavos por los nazis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un millón de velas

Ese fue el número de velas que encendieron los niños berlineses el 20 de agosto de 2004. Una iniciativa del artista iraní Misha Bolourie para concienciar sobre los problemas de la infancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Luz al final del túnel

Rory Mizen convirtió en realidad el célebre dicho en el metro de Bristol. Haciendo girar un amasijo de cables en llamas, creó este efecto parecido al de unos fuegos artificiales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades