Arte interactivo en tres dimensiones

Jugando con la perspectiva, los trampantojos callejeros convierten plazas y avenidas en otros mundos

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Al aire libre

Estas imágenes se extienden cada vez más  en la calle, pues los grandes espacios ayudan a conseguir impresionantes murales.

Un pintor récord

Joe Hill tiene dos marcas mundiales. En 2011 pintó en Londres el trampantojo callejero más grande y largo del mundo, con 1.160,4 m2 y 106,5 metros de longitud.

Superficies

Joe Hill y Max Lowry pintan suelos y fachadas para engañar a la vista usando efectos ópticos. Es una forma de ilusionismo.

Desde el lado opuesto solo se ven enormes manchas de pintura sin ningún sentido aparente.

 

Sentido

Joe tiene la motivación de “hacer un arte interactivo que permita a la gente jugar con él, usarlo varias veces”.

Homenaje

Tras la muerte de Max Lowry,  Joe Hill siguió trabajando en solitario utilizando la firma Joe & Max para honrar a su amigo.

Turismo

En 2011, Joe convirtió un único suelo en varios lugares emblemáticos para la gran campaña turística Visit Britain.

Difusión

Las obras se pintaban en la oficina de Gran Bretaña para ser posteriormente transportadas a algún rincón del mundo.

Como ves en estas imágenes, una misma habitación puede tener miles de apariencias distintas

Inspiración

¿Qué motiva los murales? “Quiero que cada nueva obra sea aún mejor que la anterior.”

Realización

Normalmente se hace con tizas, pero se pueden usar acrílicos para conseguir que la obra dure más tiempo.

Símbolos

Todo vale para el arte: desde la Boda Real al monstruo del Lago Ness pasando por el London Eye.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades