10 años de la muerte de Johnny Cash

Un recorrido a la vida del hombre de negro

Nunca le importó si su público estaba formado por presidentes de alguna nación o por presos ansiosos de algo de diversión y... comprensión. Salía al escenario, pronunciaba su conocida frase: "Hola, soy Johnny Cash" y se entregaba a aquellos afortunados que estuvieran allí para escucharle. 

Además 'le daba a todo', y no nos referimos a los medicamentos a los que fue adicto o drogas más duras, si no a lo que realmente hace que muchos le llevemos en nuestros corazones y también en la lista de reproducción del smartphone, lo que de verdad permanece entre nosotros y le hace único: su música. Su inigualable música. Aunque su carrera se centró, principalmente, en la música country, el cantante de Tennessee también incluyó entre sus estilos musicales favoritos el rockabilly, rock and roll, blues, gospel y folk.

En esta fotogalería haremos un recorrido por 10 de los momentos más importantes de su vida. Recuerda que también puedes echar un vistazo a su carrera como actor, sus mejores canciones o echar un vistazo al nuevo disco que se ha publicado con motivo del décimo aniversario de la desaparición del Hombre de negro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Su infancia en Kingsland (Arkansas)

Aunque sus padres tenían prevista su llegada, cuando Johnny Cash llegó al mundo el 26 de septiembre de 1932, ellos aún no habían pensado en un nombre para su primogénito, por lo que optaron por llamarle J.R. Cash y luego... ya verían. En realidad, las iniciales venían de las propias del nombre de sus progenitores, John y Ray.

Esto no le supuso ningún problema hasta que llegó a las Fuerzas Aéreas, donde no aceptaron iniciales como nombre válido del que años después sería el uno de los músicos más influyentes de la música popular del siglo XX.

Con tan solo 13 años, J.R. pasó por la trágica experiencia de ver morir a su hermano Jack tras un fatídico accidente con una sierra. Su vida se convirtió en un infierno, pues su padre pensaba que 'se había llevado al hijo equivocado' y al que sin duda era su favorito.

Cash se culpó durante muchos años de la muerte de su hermano, quien poco antes del accidente le animó a irse a pescar y no estar allí trabajando. Él lo hizo, y su padre se lo hizo pagar muy caro. Tanto que su relación, desde aquel momento (o incluso desde que nació) fue fría, distante y hostil. 

Pero Johnny no solía irse a pescar. Desde que tenía 12 años tuvo que trabajar en múltiples empleos, a cual más duro. Desde servir agua a las cuadrillas de trabajadores durante más de 10 horas diarias por 1 € al día, limpiar depósitos o dejarse la piel en una fábrica de margarinas.

Gracias a su madre pudo descubrir su gusto por la música. La radio y el gospel podría ser uno de los primeros recuerdos del hombre de negro. Ella fue quien le regaló su primera guitarra cuando él tenía solo 12 años. La misma edad a a que el pequeño JR empezó a fumar.

Le encantaba escuchar a la Familia Carter y las tristes canciones de Jimmie Rodgers.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Su paso por las fuerzas aéreas

Tras hacer unos pinitos en la radio de la escuela local, JR decidió alistarse en las Fuerzas Aéreas meses antes de cumplir 18 años (1950).

Estuvo asignado como interceptor de transmisiones soviéticas en código morse en la Alemania de la posguerra, lugar donde conoció a su primera banda formada por compañeros de milicia, The Landsberg Barbarians

En esta época, por primera vez, un periódico se hace eco de sus canciones. En este caso es el periódico militar Stars & Striper, que publica la letra de su canción 'Hey Porter'. Después, Cash incluiría este tema en su primer álbum como solista.

En aquella época, la presencia norteamericana en Alemania hizo que gran parte del pueblo germano pudiera conocer la música country tan querida por los soldados, dando inicio así al 'efecto fan' hacia artistas como Hank Williams, Jimmie Rogers o Marty Robbins.

De esta época es también su famosa cicatriz del rostro. Cash es operado por un médico a consecuencia de un quiste en la cara. La operación podría haber ido bien si el médico no hubiese estado más borracho que una cuba, pero no fue el caso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. 1954, de vuelta a la vida civil

En 1954, Cash es dado de baja como sargento con honores, por lo que regresa a Memphis para casarse con una chica que había conocido apenas un mes antes de marcharse para Alemania: Vivian Liberto, su primera esposa con la que tuvo cuatro hijas.

Durante su noviazgo, escribieron tantas cartas de amor que sumaban entre ambos más de 10.000 páginas.

Una vez ya asentados en Memphis, Vivian y Johnny pasaron graves problemas económicos. Él empezó vendiendo, o mejor dicho, intentando vender electrodomésticos 'a puerta fría'. Pero en aquella época, por desgracia, la gente no podía permitirse ese 'lujo'. Según narra Vivian en sus memorias: "Éramos ricos en amor, pero extremadamente pobres con el dinero. Nos despertábamos cada día sin saber de dónde vendría el próximo dólar. Luchamos juntos, unidos y felices, sin preocuparnos por el futuro". Por desgracia para ella y como veremos después, tenía mucho de lo que preocuparse.

Es en esta fecha cuando Cash conoce a dos mecánicos que formarían su segunda banda: "The Tennessee Three" (que pronto se convertíría en The Tennessee Two al abandonar uno de ellos), grupo que daría el espaldarazo necesario a Cash para 'ese sonido característico' del que pronto todo el mundo hablaría. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. 1955: su primera canción

Tuvo que reunir el suficiente valor para presentarse en los estudios de Sun Records, donde Elvis estaba grabando sus discos, y tocar las canciones que había compuesto en el ejército.

Sam Phillips, productor musical estrechamente vinculado a la aparición del rockabilly, le hizo la primera audición. Cash interpretó gospel, cosa que Philips, aburrido de ese tipo de música, rechazó. Retó al cantante a intentar sacar algo de sí mismo, algo que no hubiese escuchado hasta el hartazgo y que no hablará del monotema de la 'paz interior' tan de moda en la radio. Cash se picó, y acabó cantando canciones para él más cercanas al rock and roll que a cualquier otro estilo musical. Le convenció.

En 1955 grabó su primera canción con el sello discográfico: Cry, cry , cry, editado por The Tennessee Two (para esta fecha ya había abandonado Red Kernodle). 

El éxito inicial del grupo le permitiría, ya en 1956, ser telonero de Elvis, Jerry Lee, Carl Perkins y otros famosos cantantes de una de las mejores épocas del rock and roll.

Poco después aparece junto a Folsom Prison Blues (que entró en el Top 5 de la lista del Country) un segundo single: "So Doggone". Meses más tarde llegaría la popular canción "I walk the line" de la que vendió más de seis millones de copias.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5. El primer artista de Sun Records en publicar un disco de vinilo completo (1957)

No es casualidad que Cash sea uno de los pocos intérpretes que ha sido nominado, al mismo tiempo, para entrar en el “Country Music Hall of Fame” y el “Rock and Roll of Fame”. Cash no solo fue el responsable de la consolidación de la música country en EEUU, sino también un referente en cuanto a los orígenes del rock and roll.

Prueba de ello es que, además de convertirse en el artista más prolífico del sello, Sun Records le ofreció en 1957 ser el primer artista de la discográfica en publicar un disco de vinilo completo

Este mismo año graba también, junto a Elvis, Carl Perkins y Jerry Lee Lewis el famoso disco “Million Dollar Quartet”, un álbum que reunía a los grandes fundadores del rock’n’roll.

Alcanzado el éxito, Cash empezó a quemarse con la discográfica, ya que solo recibía una regalía del 3% en lugar del 5%, que era lo habitual. Esto y rencillas personales con Sun Records provocarían la marcha definitiva de JR del sello. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6. Década de los 60: éxito, desamor, drogas y rock and roll

En 1958, Johnny Cash abandona Sun Records y firma con Columbia. Este mismo año vende 14 millones de copias con el sencillo “Ballad for a Teenager Queen, un éxito que tanto entonces, como ahora, cuesta volver a repetir.

Es el momento de las giras interminables y de su relación con la Familia Carter y, más en concreto, con June Carter, a quien había escuchado en la radio desde que era un niño y de la que se enamoró perdidamente la primera vez que la vió.

Es también el momento en el que empiezan los problemas. Atrapado en un matrimonio infeliz y agotado de giras, entrevistas, focos y fama, Cash cae en la adicción al alcohol, las anfetaminas y los barbitúricos. Aunque según reconoció en entrevistas posteriores: "probé todas las drogas que había y que cayeron en mis manos".

En 1961, June Carter se une a su banda para hacer los coros y acompañamientos con la multitud de instrumentos que sabía tocar. A pesar de que el genio estaba completamente fuera de control, sigue produciendo éxitos como "Ring of fire" (que por temas económicos puso en la autoría a June Carter), "Understand your Man" o "Jackson". June, de forma incondicional, se convierte en un apoyo para él muy a pesar de los intentos de la joven cantante por apartarse de un hombre casado y de su 'mala vida'.

En esta década, trabaja de forma regular con Carl Perkins, quien aparece de forma esporádica en su show televisivo: “The Johnny Cash Show”, programa que llegó alcanzar una audiencia de 24 millones de espectadores semanales.

En 1965, Cash sufre una depresión a consecuencia de su separación y la muerte de su amigo Johnny Horton y tiene una recaída en las drogas. La policía le detiene en El Paso con 688 cápsulas de Dexedrine y 475 tabletas de Equanil que había escondido en la funda de su guitarra.

El 22 de febrero de 1968, Cash le pide matrimonio a June durante un concierto en Canadá. June accede y se casan una semana después. Poco antes habían recibido una estatuilla en los Grammy por su dueto Jackson.

La popularidad de Cash se multiplicó en 1968 con la publicación de At Folsom Prison y At San Quentin (1969). Estos dos álbumes estaban grabados en directo en sendas prisiones estatales. Fue un triple platino.

 

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
7. Los felices y prolíficos años 70

Es en esta década cuando Johnny Cash hace circular el apodo de El hombre de Negro.

Consigue, al menos durante 7 años (hasta 1977), apartarse de las drogas. Una de las razones que da a la prensa es el nacimiento de su único hijo con June Carter: John Carter Cash.

En el terreno laboral continúan los éxitos. Cash gana seis premios de la Country Music Association, y en 1970 es invitado a la Casa Blanca por el Presidente Nixon

En los 70, Cash también picotea en el cine y graba con Kirk Douglass "The Gunfighter" y otras tantas pelis de cowboys que mi compañero Vicente Fernández os cuenta en otra fotogalería adjunta a este dossier.

El último gran éxito de esa época vendría de la mano de One piece at a time.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
8. El cantante más joven en entrar en el 'Museo y Salón de la Fama del Country'

Con solo 48 años, Johnny Cash entraba en el Museo y Salón de la Fama del Country, lo que le convertía en el cantante más joven en alcanzar la venerada lista.

En 1981, reúne a Jerry Lee Lewis y Carl Perkins para grabar Survivors, y en 1985, decide formar un grupo con sus antiguos amigos Willie Nelson, Waylon Jennings y Kris Kristofferson. Así nace The Highwaymen, con quienes grabaría tres discos.

A finales de los años 80 y con el country en decadencia, su carrera va en declive. Abandona Columbia  y vuelve a Sun Records para grabar un disco con Jerry Lee, Carl Perkins y Roy Orbison.

A finales de los 80 firma con la discográfica Mercury Records y publica algunos álbumes de menor éxito como Johnny Cash is Coming to Town (1987), Boom Chicka Boom (1989) y The Mystery of Life (1991). 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
9. Leyenda viva

A pesar de que el country está en plena decadencia y nuevos estilos musicales parecidos compiten con él (irrupción del 'new country'), la carrera de Cash se ve relanzada en 1990 por un público interesado en otro tipo de música distinta al country.

Aunque no volvió a romper las listas como cuando era más joven, Cash se ganó al público y a sus compañeros con la publicación de "American Recordings, gracias al que ganó un Grammy por su contribución al folk contemporáneo.

En 1996, el Kennedy Center for the Performing Arts le otorga un premio en virtud a su contribución a la cultura americana (Leyenda Viva). Sin embargo, sus problemas cardiorespiratorios se van haciendo cada vez más visibles y obligan al cantante de Tennessee a reducir su actividad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
10. Toca despedirse

A pesar de sus graves problemas de salud, Cash saca fuerza para grabar la segunda parte de American Recordings. Esta segunda entrega, realizada en colaboración con Tom Petty & The Heartbreakers, fue titulada bajo el nombre Unchained. Obtuvo también el Grammy, en esta ocasión, por el mejor álbum de country.

La III y la IV entrega de American Recordings reflejaban a la perfección el estado anímico y moral de los últimos años de Cash, con una mayor reflexión e introspección.

Cuatro meses después de la muerte de su queridísima June Carter, el 12 de septiembre de 2003, Cash fallecía en el Hospital de Nashville por complicaciones con la diabetes. Tras él, deja un legado musical que le recordará, generación tras generación, como uno de los responsables de los orígenes del rock and roll y de la consolidación del country. El hombre de negro siempre vivirá en nuestra memoria.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades