Los tipos de saludo más curiosos del mundo

Reverencias, choques de nariz, palmadas, besos o venias... Decir hola no es cuestión solo de extender la mano. Hay muchas cosas que debes saber a la hora de presentarte

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
El beso prohibido

Soldados afganos de la guardia de honor presidencial saludándose al finalizar el mes de Ramadán. Este país asiático está regido por las normas de conducta de la religión musulmana, la cual prohíbe los besos en público entre personas de distinto sexo a no ser que estén relacionadas familiarmente.

Un saludo con (sal-)chicha.

Participantes de un concurso de comer la mayor cantidad de perritos calientes saludan a la bandera estadounidense. El gesto de ponerse la mano en el corazón es una norma que estableció el congreso de Estados Unidos en 1942, pues el anterior era muy similar al saludo utilizado por los nazis.

Saludo prestado

Mujeres indias se reúnen para devolver un préstamo otorgado por el banco Grameen. Esta entidad financiera otorga micropréstamos, sin necesidad de aval ni garantía, basándose sólo en la palabra de los solicitantes. Aun así, su estructura es muy rígida, lo que hace que los participantes del programa Grameen saluden como militares.

A sus órdenes

Un niño chino copia el saludo militar. La venia castrense se inspira en las costumbres propias del ejército romano.

Adiós a los muros

Un ciudadano de la antigua Alemania Occidental saluda a los alemanes del Este a través del muro de Berlín.  La imagen es de septiembre de 1961, el año en que se construyó el muro.

Para quitarse el sombrero

El escritor italiano Sandrone Dazieri se descubre la cabeza como señal de respeto. La tradición cristiana indica que este gesto significa que quien lo hace se reconoce más vulnerable y asume no representar amenza para quien lo recibe.

Costumbre drusa

Miembros de la religión drusa se intercambian besos en la manos. Pese a que esta creencia es inaccesible, pues es imposibe convertirse a ella, se sabe que se inspira en el judaísmo, el Islam y el hinduismo.

Bésame mucho

Una madre besa a un preso indio recientemente liberado. De acuerdo con la mayoría de los antropólogos, el beso surgió de la costumbre de los primates de olisquearse mutuamente para reconocerse. La mención más antigua de este gesto entre humanos proviene de textos del siglo XV antes de Cristo, encontrados en la India.

Etiqueta estricta

La reverencia japonesa tiene un protocolo muy preciso. A mayor respeto debido, mayor será la inclinación. Las manos deben colocarse en los muslos, nunca en la cintura, y si la reverencia se extiende durante más de 3 segundos, debe ser respondida con una nueva inclinación.

Siempre listos

Los scouts realizan una venia militar, pero con la mano izquierda, pues consideran que es la más cercana al corazón y la más pura.

El saludo que desarma

Extender la mano, un saludo típicamente deportivo, es una costumbre de la Edad Media. Para demostrar que no empuñaban armas, los caballeros mostraban la palma vacía.

Manos a la obra

Liberianos saludan la llegada de las fuerzas de paz a su país, sumido en la guerra civil. El saludo más antiguo del que se tiene constancia era el realizado por los soldados romanos extendiendo el brazo recto. 

Cuestión de narices

El Primer Ministro de Canadá saluda al líder maorí Hugh Kawaharu con el hongi, el tradicional roce de narices.

En boca de todos

El Dalai Lama besa al rabino principal isaelí, Israel Lau. El beso en la mano es un acto de reconocimiento de autoridad. Recuerda al beso del anillo que lucían los señores feudales, que era un sello de poder en la época.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades