Ciudades acuáticas

Un  proyecto para construir casas en el mar

image

Existe algún lugar en el planeta donde se pueda vivir al margen de las leyes de cualquier país? Pues sí: en alta mar. Fuera de la zona de 370 km que los gobiernos pueden reclamar, la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar decretó que los mares y océanos no están sujetos a las leyes de ninguna nación soberana.

Eso fue lo que inspiró al matemático e informático Patri Friedman a crear en 2008 el Seasteading, un movimiento libertario que propone la creación de microciudades-estado en alta mar. La idea consiste en reciclar cruceros y plataformas marinas para edificar pequeñas urbes sostenibles y autogobernadas por sus habitantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Resort de vacaciones

Seasteading organizó un concurso sobre posibles diseños de ciudades marinas, y la ganadora fue esta propuesta de Andras Gyorfi: una especie de resort acuático con piscina, un anfiteatro al aire libre, pista de helicópteros y una cúpula desplegable que aísla el complejo de la luz solar.

Aquí no hay petróleo

El diseñador Anthony Ling concibió una urbe formada por una plataforma petrolífera abandonada y un viejo mercante. Sobre ambos se edificaría un típico complejo de bloques de apartamentos.

Oásis acuático

Varios microparques son la base de este diseño del arquitecto Emerson Stepp. Su propuesta es un hotel en el que los futuros ciudadanos oceánicos podrían experimentar por unos días la aventura de vivir en alta mar y descubrir si les gusta antes de mudarse definitivamente a una de las urbes acuáticas.

Refusión

Ese es el nombre con el que un grupo de artistas digitales de Las Vegas bautizó este proyecto. Una mixtura de sistemas orgánicos y mecánicos, para crear una ciudad cuya mayor originalidad es un edificio en posición horizontal y con estructura rotatoria.

Solárium oceánico

La propuesta del arquitecto croata Marko Jarvela consiste en una ciudad 100% ecológica.  Una estructura cuya mitad estaría cubierta por paneles solares para obtener energía, y en cuyo interior habría abundantes terrenos de cultivo para proveer de alimento a sus habitantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano