Un Goya a los Lego

Recreación de cuadros y fotos famosas

image

Piénsalo bien: hay 62 piezas de Lego por cada habitante del planeta. Seguro que entiendes por qué no es extraño que a alguien se le haya ocurrido hacer arte con ellas. Y uno de los más reconocidos es el fotógrafo inglés Mark Stimpson. Cuando hablamos con él, lo primero que hace es confesarnos cómo empezó su afición: “Cuando recibí mi primera cámara, me atrapó la macrofotografía. Y las que tenía más a mano para experimentar eran mis piezas de Lego. Así surgió todo”.

Una cara para todos
Stimpson confiesa que una de las grandes diferencias que resaltan en sus creaciones es que, pese a la solemnidad o el dramatismo de ciertas obras, véase por ejemplo la de Los fusilamientos del 3 de mayo que abre este reportaje, él siempre utiliza rostros de muñecos sonriendo. “Creo que es más divertido”, asegura desde Londres. “Para la gente no resulta tan estresante de este modo.”

Pese a su gusto por los clásicos, los personajes más recurrentes en sus obras son los soldados de La Guerra de las Galaxias: “Me gusta colocarlos en situaciones inverosímiles. Me gusta fotografiarlos en entornos que desacrediten su aura de malvados”.
Su próximo proyecto será Madre inmigrante, de Dorothea Lange. “Intentaré que no genere tanta angustia como el original y que inspire a los más jóvenes para que la busquen y la admiren.”

Publicidad - Sigue leyendo debajo
El color por bandera

Al reproducir escenas clásicas, Mike Stimpson intenta no solo recrear la escenografía; también se toma el trabajo de imitar el color, como en Alzando la bandera en Iwo Jima, de Joe Rosenthal.

Imagen de portada

En 1985, la portada de National Geographic fue para la foto de Steve McCurry, La niña afgana, una chica que hasta 2002 no fue conocida por su nombre real: Sharbat Gula.

Alunizaje

Elegida ya la imagen y con las piezas dispuestas, preparar una escena como esta de Neil Armstrong bajando del módulo Eagle (Apollo 11), le llega a ocupar hasta tres horas.

Esperando a Che Guevara

Inspirada en la obra de Alberto Korda, fue necesario que Stimpson esperara varios años para hacer esta foto: Lego no había hecho ningún personaje con boina. Unos muñecos creados para otra serie le dieron la oportunidad de retratar al Che Guevara.

Sangre, sudor y lágrimas

Reproducción de la imagen tomada por Yousuf Karsh'en 1941 del primer ministro de Inglaterra, Winston Churchill.

A toda velocidad

El 6 de mayo de 1954 Norman Potter tomó esta imagen del atleta inglés Roger Bannister rompiendo la barrera de los 4 minutos en la distancia de una milla (1609 metros), algo que se pensaba imposible.

El pop galáctico

Inspirado en la serie de imágenes que pintó uno de los líderes del pop art, Andy Warhol, Mike Stimpson decidió rendir su particular homenaje a aquellos tiempos uniendo la técnica fácilmente reconocible de Warhol y la figura igual de identificable de un soldado del imperio en Star Wars. A partir de ese momento, dicha saga ha inspirado una de las series más fructíferas de Stimpson.

Vértigo al plato

Almuerzo en el rascacielos es una imagen icónica tomada por el fotógrafo Charles C. Ebbets. Cuando fue recreada por Stimpson, jamás se imaginó que se convertiría por derecho propio en la más solicitada en la página de internet redbubble.com. La imagen, con un precio de 3,28 €, se vende en tamaño postal y es una de las primeras que recreó Stimpson en su serie de clásicos.

La boda real

Interpretación libre, y sin beso, del enlace entre Carlos de Inglaterra y Lady Diana.

Beatles en la cama

En 1969, John Lennon y Yoko Ono encabezaron una protesta pacífica en la cama de un hotel de Amsterdam. Stimpson tuvo que usar el pelo de una muñeca de Lego para recrear a Lennon.

La fuerza de los clásicos

Mike Stimpson tarda horas en crear el escenario para reproducir clásicos como Los fusilamientos del 3 de mayo, de Goya. Su intención, según él mismo nos cuenta, es: “Interesar a un público joven que, por su edad, seguramente aún no ha visto las imágenes originales”.

Dalí Atomicus

Mike Stimpson necesitó casi tres horas para lograr una imitación excelente del Dalí más onírico fotografiado por Philippe Halsman en 1948. Después de todo el trabajo, el set fue completamente destruido en apenas cinco segundos cuando la pequeña manguera de plástico que utilizó empezó a lanzar agua sin control.

El beso

Sin duda, la imagen más conocida del fotógrafo germano-americano Alfred Eisenstaedt es la de V-J Day, El beso, publicada en Life en 1945. Stimpson usó un traje de piloto para imitar al marinero original.

El sueño de Shakespeare

Representación de Ofelia, personaje femenino de Hamlet, basada en la pintura de John Everett Millais en 1852.

Revolución industrial

Seguramente, cuando Lewis Hine tomó esta imagen en 1920 e inspiró a Charles Chaplin para hacer una película, no se imaginaba que casi un siglo más tarde un artista iba a hacer una interpretación de ella con muñecos fabricados en plástico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano